La Guardia Civil realizó 981 rescates en 2019, con un fuerte aumento de fallecidos

En los operativos se rescató el cuerpo de 127 fallecidos, 24 más que en 2018

Rescate realizado por la Guardia Civil
Rescate realizado por la Guardia Civil / Guardia Civil

Durante todo el año 2019 el Servicio de Montaña de la Guardia Civil realizó 981 rescates en los que han sido recuperados los cuerpos de 127 fallecidos y se auxiliaron a 607 heridos y 715 ilesos. Son intervenciones en toda España, aunque la mayoría de ellas (42’2%) en Aragón. En el año 2018 el Servicio de Montaña tuvo 974 intervenciones, por lo que no ha habido un aumento significativo. Sí se observa un importante aumento en el número de fallecidos. En 2019 hubo 103, 24 menos que este año, algo que la Guardia Civil explica por “la participación en más operativos en los que se tuvo que rescatar el cuerpo de personas con conductas suicidas.”

Los GREIM también han gestionado 217 falsas alarmas en la que los grupos de rescate han sido alertados y se ha solucionado la incidencia antes de que se comenzara la actuación. Es importante reseñar que 132 de estas intervenciones no lo han sido en actividades realizadas en el ámbito de los deportes de montaña, sino que en algunos casos se han tenido que recuperar los cuerpos de personas fallecidas o accidentadas en lugares de difícil acceso o en los que ha sido necesario el empleo de medios técnicos para su recuperación o auxilio u otras como la micología, la caza o la pesca en las que ha sido necesario intervenir dada la naturaleza del terreno. No hay que olvidar que las misiones de Policía Judicial en Montaña son realizadas por los GREIM a nivel general en todo el territorio nacional y por los grupos de montaña de Mossos de Escuadra y Ertzaintza en sus respectivas comunidades autónomas.

La mitad de los rescates se realizan a senderistas
Como ya viene siendo habitual, el senderismo ha sido la actividad que más intervenciones ha provocado con 475, suponiendo poco más del 48,47% del total. En el año 2018 se realizaron 454 rescates en esta actividad, suponiendo un 46,6% del total. Hay que tener en cuenta que es la actividad más practicada por la mayor parte de quienes visitan nuestras montañas y en la que se suele iniciar gente sin la preparación adecuada.

La segunda actividad en la que los servicios de rescate de la Guardia Civil han tenido más actuaciones ha sido la progresión por terreno abrupto, entendiéndose por ésta la realizada fuera de los senderos señalizados o marcados. En esta actividad se han realizado un total de 114 intervenciones, un 11,62 % similar al 11,60% del año anterior en que se realizaron 113 intervenciones.
Le siguen en cantidad de rescates el barranquismo con 73 intervenciones, la escalada en alta montaña con 38, accidentes en pruebas deportivas con 33 y en esquí de montaña con 29.
En cuanto a los tipos de accidente o incidente sufridos por el personal rescatado por los GREIM se han dado 252 tropiezos con caídas al mismo nivel, 154 extravíos, 141 intervenciones por problemas físicos (agotamientos, hipotermias severas, deshidratación, infartos, etc.), 84 caídas en vertical, 84 enriscamientos y 80 deslizamientos por pendiente (en zonas de hierba o de nieve o hielo).

Un 21% de los rescatados son extranjeros
El 21,39% de las personas auxiliadas residían en el extranjero, un dato importante a la hora de tener en cuenta la dificultad de dirigir campañas de prevención. En cuanto a la procedencia de las víctimas con residencia en nuestro país el 18,22% eran de la provincia de Madrid, el 7,73% de Barcelona, el 4,69% de Zaragoza y el 4,14% de Huesca.

Aragón ha sido la comunidad autónoma en la que la Guardia Civil ha realizado más intervenciones con un 42,20% del total, seguido de Andalucía con un 14,07%, Baleares con un 13,15 y Castilla y León con un 12,95%. Teniéndose en cuenta que en algunas comunidades operan otros grupos de rescate, estas estadísticas debe considerarse parciales, debiendo unirse a éstas las de dichos grupos.

En un 22,73% de los accidentes en los que se ha intervenido el auxiliado estaba realizando la actividad en solitario y en un 93,58% sin guía profesional. En cuanto a las edades de los auxiliados se ha rescatado a un 11% de menores de edad (hasta 18 años), siendo la franja más frecuente entre los 31 y los 40 años con un 19,60%, con porcentajes similares entre los 41 y los 50 años (19,19%), entre los 19 y los 30 (19,05%) y los 51 y 60 (15,80%). Sólo un 23,67% de los rescatados disponía de seguro federativo para la actividad que estaba realizando.

Sobre las causas de la accidentalidad se considera que en 507 ocasiones (51,68%) los auxiliados han afrontado una actividad para la que no estaban preparados, no siendo conscientes de sus limitaciones. Esto lleva aparejadas una falta de nivel técnico o inexperiencia en dicha actividad (36,80%) o falta de preparación física (35,58%). En 278 accidentes se ha observado una falta de planificación (28,34%) de la actividad a realizar.

Sin analizarse el material que suele llevar quien realiza actividades en el medio natural, lo cierto es que sólo un 14,17% de los accidentes en los que ha tenido que intervenir la Guardia Civil se han producido por no llevar el material adecuado o llevar éste deteriorado.

El Servicio de Montaña de la Guardia Civil colabora con el Comité de Seguridad de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), para intentar obtener una estadística a nivel nacional que permita tener una visión más concreta de los motivos por los que ocurren los accidentes y poder dirigir correctamente las campañas de prevención necesarias para evitarlos.

Comentarios