cinca medio

La iglesia de Cofita debería ser declarada BIC si se confirma el valor de sus pinturas

Las catas que se están realizando servirán para determinar si las pinturas halladas en la iglesia datan del siglo XIII atribuibles a los templarios

Pinturas
Imagen de la visita a las catas que se realizan en la iglesia de Cofita / Arte

Esta semana la empresa madrileña “Taller de Restauración El Barco” trabaja en la Iglesia de la Magdalena de Cofita para realizar los trabajos de catas que determinen la extensión y antigüedad de las pinturas murales que alberga el templo y que podrían pertenecer a la época templaria (siglos XII – XIII). Ello conllevaría la posible declaración BIC, como figura de protección de la iglesia, según se entiende desde la Comarca del Cinca Medio.
Los técnicos de la empresa adjudicataria, Félix de la Colina y Arantxa Aguilar, se mostraban cautos pero no ocultaban su satisfacción contenida, según nota de prensa de la Comarca del Cinca Medio, por ser partícipes de este hallazgo que podría suponer un hito a nivel europeo y por tanto mundial, ya que no son muchas las manifestaciones artísticas de los Templarios que se conservan en el continente. La empresa Taller de Restauración El Barco, ha realizado en sus 25 años de historia trabajos de gran calado en monumentos como El Escorial, la Granja de San Ildefonso, el Palacio Real, el Banco de España, El Pardo o el Congreso de los Diputados, siendo Patrimonio Nacional uno de sus principales clientes


El presidente de la Comarca del Cinca Medio , Miguel Aso, apuntaba que “la cautela debe marcarnos por el momento, pero las impresiones de los restauradores apuntan a que podemos estar ante un descubrimiento patrimonial muy importante, por lo que en cuanto tengamos información fiable en nuestro poder, información que nos proporcionará la empresa al finalizar sus trabajos, obraremos según determinen los técnicos”.

Estos trabajos que ejecuta la empresa madrileña “Taller de Restauración El Barco, S.L.” por un importe total de 5.457,10 euros IVA Incluido, consisten en la investigación de los restos pictóricos aparecidos en los paramentos interiores de la iglesia mediante la realización de catas, la tomas de micromuestras para datación de las pinturas, realización de cartografía y documentación fotográfica, analíticas de las micromuestras por laboratorio especializado y la realización de un proyecto para la recuperación posterior de las pinturas existentes.

El vicepresidente comarcal, José Ángel Solans explicaba que “los restauradores han quedado impresionados de lo que puede esconder la iglesia de Cofita; creemos que en septiembre ya tendremos datos fiables y entonces decidiremos cómo actuar, aunque como primer paso, tras las vacaciones, creemos que lo primero será pedir la declaración de BIC para proteger el hallazgo, y a partir de ahí buscar las vías de financiación posibles para recuperar el esplendor de las pinturas y del templo”.

En la visita de este miércoles participaban también el alcalde de Fonz, Toño Ferrer, y el concejal y Vicepresidente Segundo de la Comarca del Cinca Medio, Toni Collada.


Aso señalaba que “nosotros como entidad hemos dados los primeros pasos ante las instituciones pertinentes (por ejemplo contactando con el Obispado o DGA), para acelerar en lo posible la recuperación de esta parte de nuestra historia que puede dar un aliciente muy importante a Cofita y el Cinca Medio. En este sentido recordaba que "este templo a día de hoy y pese a su historia y antigüedad ni siquiera se encuentra catalogado y durante décadas ha estado muy olvidado, por lo que su tejado sin duda será la primera gran intervención si queremos mantener estas pinturas murales en las mejores condiciones". Aso añadía que "la iglesia no es propiedad de la Comarca, fue cedida por el obispado, por lo que lo que se haga con ella, debe estudiarse entre las partes, más allá de que la catalogación es imprescindible si queremos obtener ayudas de administraciones superiores”.

Comentarios