sijena

La jueza del Juzgado n.º 2 rechaza la ejecución provisional de la sentencia que obliga a devolver las pinturas murales de Sijena

El letrado Jorge Español muestra su disgusto porque esto provocará que el caso se alargue varios años más

Imagen de las pinturas que están en el Museo Nacional de Arte de Cataluña
Pinturas de Sijena, que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña


La magistrada-juez del Juzgado n.º 2 de Huesca no ha tenido en cuenta la sentencia de la Audiencia Provincial de Huesca a los efectos de continuar con la ejecución provisional, que dejó suspendida cuando se solicitó la ejecución provisional de la sentencia de dicho juzgado, en relación al traslado de las pinturas murales del Monasterio de Sijena a dicho cenobio. Entonces, la jueza adujo que como las pinturas murales eran muy frágiles, era mejor suspender la ejecución provisional, para evitar que tuviesen que hacer el camino de vuelta al MNAC de Barcelona en el supuesto de que dicha sentencia fuese revocada. Esta medida, que critica duramente el abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, supondrá un retraso de muchos años, en la resolución del caso, y el posible regreso de las pinturas.

La jueza entiende que la suspensión de la ejecución provisional solo se puede alzar cuando no haya ninguna posibilidad de que la sentencia dictada por el Juzgado sea “revocada”, lo que nos situaría, no ya en una sentencia firme que dicte el Tribunal Supremo, sino ante la que pueda dictar el Tribunal Constitucional, que también podría revocarla, por lo que, según el abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, estamos hablando de un plazo de muchos años, hasta que se pueda ejecutar la sentencia.

Recuerda que, en el caso de las pinturas murales ya se padeció un enorme retraso ante la Audiencia Provincial de Huesca, que tardó casi cuatro años en resolver las apelaciones. Español añade que desde que a principio de 2014 se instó este pleito, han pasado casi siete años, donde solo hace unos días ha concluido la segunda instancia, y queda ahora toda la tercera instancia ante el Tribunal Supremo, que seguro tardará tres o cuatro años más, como mínimo.

Ante esta situación, el letrado aragonés afirma estar seguro de que la Generalitat y el MNAC encontrarán su mejor munición de cara a armar sus recursos ante el Tribunal Supremo, en la reiterada actuación de la jueza del Juzgado n.º 2, al suspender la ejecución provisional por la fragilidad de las pinturas murales. Si ahora hubiese alzado dicha suspensión, continuando con la ejecución provisional tras confirmarse su fallo por la Audiencia, parece lógico que hubiese dejado casi sin argumentos a la parte catalana para recurrir ante el Supremo.

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena interpondrá recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional en aras de una tutela judicial verdaderamente real y efectiva, pues dilatar una ejecución de una sentencia durante ocho, diez o hasta doce años, por muy difícil de ejecución que sea, es más injusto incluso que el que se dicte una sentencia favorable.


Comentarios