tribunales 

La jueza dicta auto de prisión para el hombre investigado por el asesinato de Hassna en Barbastro

Estaba previsto que el detenido ingresara en la tarde de este viernes en la prisión de Zuera

Guardia Civil
La Guardia Civil ha detenido al presunto asesino en el domicilio de la víctima.

La jueza del juzgado de Instrucción nº 1 de Barbastro ha dictado un auto de prisión para el acusado de acabar con la vida de su exmujer el pasado miércoles en la ciudad de Barbastro. El detenido continúa ingresado en Hospital San Jorge de Huesca puesto que todavía no está en disposición de prestar declaración en sede judicial. Estaba previsto que el detenido ingresara en la tarde de este viernes en la prisión de Zuera.

La jueza, tras conocer el informe del médico forense, se desplazaba hasta el centro hospitalario y finalmente, tras constatar el estado del detenido, ha dictado auto de prisión y nueva comparecencia para que éste preste declaración.

En el auto dictado este viernes, la jueza suspende la patria potestad del hombre detenido sobre sus tres hijos menores de edad y le prohíbe acercarse a ellos a una distancia inferior a los mil metros, prohibiéndole también cualquier tipo de comunicación, por cualquier medio, con ellos.

Además en su resolución la jueza dicta también que sean los servicios sociales (IASS) los que a partir de este momento asuman la tutela de los menores. Igualmente establece para el hombre la prohibición de residir en Barbastro y de aproximarse a la localidad a menos de 10 kilómetros de distancia.

Hassna Barbastro
Minuto de silencio en el Ayuntamiento de Barbastro por Hassna.

Cabe recordar que la Guardia Civil detenía el pasado miércoles a un hombre de 43 años como presunto autor del asesinato de su exmujer de 35 años. Los hechos ocurrían sobre las 14:30 horas en el primer piso del inmueble número 4 de la Avda, Ejercito Español de Barbastro. El presunto autor de los hechos mantenía una fuerte discusión con su exmujer y le asestaba varias puñaladas delante de sus tres hijos menores que le causaban la muerte. El presunto autor de los hechos es un hombre de nacionalidad marroquí, al igual que su exmujer.

Los vecinos del inmueble alertaban a la Guardia Civil al oír los gritos de la víctima. Los agentes del instituto armado se personaban poco después en la vivienda en la que detenían al presunto asesino sobre las 14:45 horas.

La pareja, que ya no compartía el domicilio estaba divorciada desde hace dos meses.