COVID-19

La nueva normalidad en los centros de salud: "la sala de espera tiene que desaparecer"

El centro de salud de Jaca controla en estos momentos 32 posibles casos y va a incrementar pruebas PCR

centro de salud de Jaca
El centro de salud de Jaca busca dos médicos de atención continuada

La atención en los centros de salud se está reactivando pero continúa lejos de la forma de actuar previa a la pandemia. Han aumentado las consultas, pero se quiere seguir manteniendo la atención telefónica en la medida que sea posible. El objetivo, explica Virginia López, coordinadora del centro de salud de Jaca, es que desaparezca la sala de espera.

Mascarillas defectuosas
Respecto al material, el centro de salud de Jaca es uno de los que recibió mascarillas defectuosas. Ya se han retirado. Virginia López explica que “aunque hemos tenido que devolver mascarillas porque no cumplían las condiciones, pero a partir del lunes ya nos han mandado y nos han dicho que sin problema podemos pedir más”. De todas formas quiere agradecer a la Comarca y los ayuntamientos de Canfranc y Villanúa porque les han facilitado termómetros de infra rojos que llevaban tiempo pidiendo.

El consultorio de Canfranc continúa cerrado
El Punto de Atención Continuada de Canfranc sigue cerrado “por protección del personal y los pacientes. Al ser una sola persona, si te entra un paciente de respiratorio tienes que ponerte el EPI, y eso lo complica”, explica Virginia López.

Se mantendrán muchas consultas telefónicas
Antes de acudir al centro de salud el paciente debe llamar por teléfono y allí le indicarán si su situación se puede solucionar con una consulta telefónica o debe acudir al centro, en cuyo caso deberá hacerlo a una hora determinada para evitar la espera. “La sala de espera tiene que desaparecer”, explica Virginia López, que recuerda que deberán acudir con mascarilla y desinfectarse las manos al entrar.

Al llamar por teléfono el paciente debe informar si tiene síntomas respiratorios como tos, falta de aire o fiebre. Ese paciente ya no subiría a la consulta normal sino que pasaría a la zona de urgencias a una sala a parte que se ha establecido como “zona sucia”.

La responsabilidad ahora es individual
Virginia López pide a los ciudadanos concienciación para seguir manteniendo las normas básicas: usar mascarilla, lavarse las manos y despertar la distancia social.” Es lo que podemos hacer para evitar un nuevo repunte”, concluye.

Comentarios