sanidad

La Plataforma Pro Hospital de Jaca exige que se cubra la plaza de pediatría del hospital

En estos momentos el centro hospitalario se encuentra sin pediatra tras su traslado este pasado lunes

Hospital de Jaca
Hospital de Jaca

La Plataforma Ciudadana Pro Hospital de Jaca ha mostrado su “satisfacción por la continuidad del Servicio de Ginecología”, pero quiere denunciar la situación del servicio de pediatría. El pasado 11 de marzo este especialista se trasladó a otro puesto de trabajo, por lo que en estos momentos el centro hospitalario no cuenta con pediatra adscrito. Fuentes del Gobierno de Aragón explicaban hace unos días que las urgencias del servicio o la atención a partos se mantendrán con la cobertura de los pediatras del centro de salud, pero esta solución no contenta a la Plataforma, que considera que los servicios de atención antes y después del parto también deberían estar garantizados con un pediatra adscrito al hospital.

Aseguran que la maternidad del Hospital de Jaca “es la única del Servicio Nacional de Salud que no tiene un pediatra asignado”, algo que consideran “intolerable”. Denuncian que en los últimos años han pasado de tener dos pediatras a, ahora, ninguno, y que “nuestras autoridades sanitarias eliminaron las consultas de pediatría, la consulta de neonatología, las urgencias pediátricas y las revisiones hospitalarias del recién nacido de riesgo”.

La necesidad de un pediatra en el Hospital de Jaca se justifica, explican, por la existencia de una maternidad hospitalaria. “El trabajo del neonatólogo no se limita a la asistencia pediátrica en el momento del parto, sino que comienza semanas antes, en la etapa prenatal, con la revisión de las historias obstétricas (antecedentes maternos, serologías, analíticas, ecografías, etc...) para seleccionar los neonatos de bajo riesgo que pueden nacer en nuestro hospital, en acuerdo con el Servicio de Ginecología, y también para anticipar las medidas de soporte o los procedimientos especiales que serán necesarios en algunos casos. Además, el trabajo del neonatólogo se prolonga, al menos, durante todo el tiempo que el niño permanece en el hospital.”

Con estas consideraciones, denuncian la solución dada por el Salud, que pagará las guardias atendidas en el hospital a los pediatras del centro de salud. “Obligar a los pediatras de atención primaria a desatender a los niños y niñas de su cupo cuando hay un recién nacido en el hospital es una temeridad, y supone un importante deterioro de la asistencia sanitaria, tanto para los recién nacidos, como para los niños que acuden al centro de salud y que tendrán que esperar que el pediatra vuelva del hospital para ser atendidos”, denuncian.

Por todo ello exigen a las autoridades sanitarias competentes “la inmediata reapertura de los Servicios de Pediatría y Neonatología del Hospital de Jaca, con médicos especialistas en pediatría, que garanticen la seguridad de los recién nacidos y puedan atender a las niñas y niños de nuestras comarcas siempre que sea necesario.”

Comentarios