COMARCAS

La Policía Adscrita realizó 58 inspecciones en estaciones de esquí durante la pasada temporada

Hubo doce actas- denuncia a usuarios por consumir o llevar estupefacientes, pero no se ha detectado ningún caso de intrusismo profesional de monitores

Policía Adscrita en estaciones de esquí
Un total de 58 inspecciones en el conjunto de las estaciones de esquí aragonesas, las del Pirineo oscense y en Teruel

La Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma de Aragón (UPA) ha realizado durante la temporada de esquí 2018-2019 un total de 58 inspecciones en todas las estaciones aragonesas, tanto del Pirineo oscense como de Teruel. Llama la atención que por segundo año consecutivo no se han detectado casos de intrusismo profesional de monitores, frente a los diez registrado en 2016/2017 cuando se inició esta labor de vigilancia de turismo activo. Sí hubo, en cambio, doce actas- denuncias por consumir o llevar estupefacientes en las pistas.

El intrusismo profesional va más allá de un problema de competencia desleal, ya que en casos de accidentes se incurriría en otras responsabilidades. En esta temporada, por segundo año consecutivo, la Policía Adscrita no ha detectado ningún caso en las estaciones de esquí aragonesas, frente a las diez irregularidades de este tipo registradas en la campaña 2016-2017.

Los controles de la UPA han permitido constatar que algunos usuarios de las zonas esquiables estarían practicando deportes de invierno bajo la influencia de sustancias estupefacientes de las que eran portadores o consumidores, conductas de las que se deriva el riesgo potencial de provocar accidentes que podrían involucrar a terceros.

En estos casos se han levantado un total de 12 actas-denuncia, con la consiguiente aprehensión de las sustancias estupefacientes y las respectivas propuestas de sanción a consumidores o portadores, conforme a lo dispuesto en el artículo 36.16 de la L.O 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Además de velar por la seguridad de los usuarios, estas inspecciones de la UPA en las estaciones de esquí alpino –y también en la de esquí de fondo de Los Llanos del Hospital en Benasque- tienen por objeto prestar colaboración para garantizar el normal funcionamiento de las instalaciones y supervisar las actividades sometidas a la ordenación o disciplina de la comunidad autónoma.

Las labores prioritarias que se llevan a cabo es verificar que los monitores que imparten clases de esquí alpino y snowboard en las estaciones aragonesas disponen de las titulaciones adecuadas; comprobar si se encuentran registrados como empresas de turismo activo cumpliendo todos los requisitos necesarios; ayudar, informar y atender a los usuarios de los centros invernales y a las propias estaciones en cualquier duda o problema que pudiera surgir.

Comentarios