turismo

La puesta de sol sobre el valle de Ordesa y Monte Perdido, elegida el mejor atardecer de Aragón

Ahora competirá por el mejor atardecer nacional. Se puede votar en www.traveler.es hasta el 22 de octubre

Atardecer en Ordesa
Atardecer en Ordesa


Los lectores de la prestigiosa revista de viajes y estilo de vida Condé Nast han elegido el atardecer de Ordesa y Monte Perdido como el mejor de Aragón, ganando la votación entre las cinco candidaturas que se habían propuesto, y entre las que figuraban también los Mallos de Riglos, la basílica del Pilar, las vistas sobre Albarracín y la Laguna de Gallocanta.

Contdé Nast busca el mejor atardecer de España, y para ello ha organizado una votación previa en cada Comunidad Autónoma. Las votaciones en esa primera fase se llevaron a cabo entre el 23 de septiembre y el 7 de octubre. Ahora, del 8 al 22 de octubre, en la segunda fase, se escogerá el mejor atardecer de todo el país. Las votaciones se pueden hacer a través de la página web www.traveler.es.

Esta búsqueda de la mejor puesta de sol es una de las citas virales anuales de la versión digital de la revista, en la que este año ha participado hasta el momento un 57% más de usuarios que el año pasado.

El valle de Ordesa y Monte Perdido compite con la Playa de la Caleta de Andalucía, las Médulas de Castilla y León, el Mirador del Sablón de Asturias, el Faro de Caballería de las Islas Baleares, la Playa de la Famara de las Islas Canarias, el Faro Cabo Mayor de Cantabria, los campos de lavanda de Brihuega de Castilla-La Mancha, Cadaqués de Cataluña, el Templo de Debod de Madrid, el Parque Natural de la Albufera de la Comunidad Valenciana, el faro de Punta Nariga de Galicia, la Playa de los Cocedores de Murcia, la Selva de Irati de Navarra, la ermita de Santa Bárbara de Ezcaray de La Rioja, las orillas del Guadiana con vistas a Medellín de Extremadura, y San Juan de Gaztelugatxe del País Vasco. 

Además, la apertura de la segunda fase de las votaciones coincide con el lanzamiento de una nueva etapa de la revista, como publicación de referencia en el sector del os viajes. En este pimer número, Condé Nast dedica una especial atención a la Ruta del Vino de Somontano, un lugar auténtico donde disfrutar del paisaje, la gastronomía y, por supuesto del vino. Asimismo, la cabecera recalca que noviembre es el mes del enoturismo, un momento ideal para disfrutar de las catas al aire libre, de la música, el vino, los menús maridajes, los cursos, las rutas guiadas y las actividades en bodegas de este paraje oscense.

Comentarios