tecnología sanitaria

La resonancia magnética para el San Jorge o el TAC para Jaca, próximas inversiones del Salud

Queda en el aire la creación de una unidad satélite de radioterapia en la provincia de Huesca

Zona de urgencias del Hospital San Jorge
Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca.

El Servicio Aragonés de Salud está inmerso en el plan de renovación tecnológica 2016-2019 que afectará a, al menos, 250 equipos de los centros sanitarios públicos aragoneses. Supone la adquisición o renovación de mamógrafos, ecógrafos, la reivindicada resonancia magnética para el hospital San Jorge de Huesca o el TAC para el Hospital de Jaca. Ambos se prevén para este año pero Javier Marión, director gerente del Salud, no concretaba plazos en la Comisión de Sanidad celebrada este viernes.

Respecto a la resonancia magnética del hospital San Jorge de Huesca, el pasado mes de marzo el Departamento lo anunciaba para verano de 2019. Hay que recordar que necesita un espacio propio que se adecuaría durante las obras previstas en el área de urgencias del hospital. El director gerente no concreta fechas.

Javier Marión, director gerente del Salud

La resonancia magnética para el San Jorge es una larga reivindicación de muchos profesionales y es que nuestra provincia es la única de España sin equipamiento público de estas características.

También ha sido muy demandado el TAC para el hospital de Jaca. A este respecto Javier Marión también lo ha confirmado y hablaba de acortar plazos, aunque sin concretar.

Javier Marión sobre la compra del TAC para Jaca

El plan de renovación tecnológica 2016-2019 engloba muchas otras adquisiciones. Ya se han hecho efectivos hasta 5 nuevos mamógrafos que ya están en funcionamiento en Huesca, Barbastro y Jaca. Hay previsión de compra de ecógrafos o de dos torres de lamparoscopia para Huesca.

Unidad satélite de radioterapia

Otra de las reivindicaciones que existen es la de la creación de una unidad satélite de radioterapia, un servicio que evitaría a los pacientes de cáncer viajes a Zaragoza para recibir sesiones de radioterapia. Para ello se necesita la compra de un acelerador lineal, algo que también está en el plan de renovación tecnológica. Se ha hablado de la posibilidad de dotar de este servicio a las provincias de Huesca y Teruel, pero sigue sin concretarse.

Plan de renovación tecnológica del Salud

“Sí nos va a dar tiempo de ejecutar este Plan, el grueso, la parte fundamental y la práctica totalidad estará antes de 2019”. Esta ha sido una de las consideraciones del director gerente del Salud, Javier Marión, que acudía a la Comisión de Sanidad de las Cortes. Según sus palabras, este documento va a “renovar el 46% de la dotación tecnológica de nuestros hospitales, así como la adquisición de seis nuevos dispositivos de alta tecnología”.

Tal y como ha reseñado, lo primero que se realizó a la hora de elaborar este documento fue revisar 553 equipos de todos los centros sanitarios de Aragón. “Se procuró ser objetivo y se valoró la conservación, la antigüedad, la carta de trabajo y la existencia de equipos alternativos, así como la obsolescencia técnica”, ha explicado Marión quien, después, ha añadido que tras este análisis se planteó la renovación de 250, así como la adquisición de nuevos equipos.

Respecto a la alta tecnología, que es aquella que tiene un coste por encima de los 100.000 euros, ha asegurado que se han adquirido dos aceleradores lineales, de los que uno ya está instalándose en el Clínico y el otro se encuentra en licitación para el Servet; y también ha confirmado que el PET-TAC, que no había en el sistema público de Aragón, está en fase de instalación, aunque existe un problema con el Ayuntamiento en relación a el búnker y que, por ello, “espera que esté listo a principio del año que viene”.

“Hemos comprado dos resonancias magnéticas y están en licitación otras cuatro, entre ellas una del San Jorge de Huesca”, ha añadido. En relación a la media tecnología, ha puesto encima de la mesa que están funcionando veintiún ecógrafos de alta gama, cuarenta y ocho respiradores volumétricos de UCI y veinticinco mesas de anestesia, entre otras mejoras. Además, Marión ha confirmado que, más allá del plan de renovación tecnológica, “el dinamismo del servicio” les obliga a llevar a cabo adquisiciones por nuevas necesidades.

En relación al coste, este gerente del organismo autónomo ha asegurado que la previsión de gasto por compra directa es de diecisiete millones de euros, mientras que la previsión del gasto por alquiler es de cincuenta y seis millones de euros en ocho años. Por último, sobre el acuerdo con la Fundación Amancio Ortega, Marión ha explicado que se incorporó esta propuesta al Plan y que hace varias semanas “enviaron las facturas para que se ingrese el dinero acordado” y que, en este mismo sentido, se ha firmado una prolongación del convenio por ocho meses.

Desde el PP, Carmen Susín ha mostrado su malestar por las palabras del consejero Sebastián Celaya en pro de conseguir un acuerdo entre las formaciones políticas sobre este plan, “cuando se ha presentado el documento esta mañana, el mismo día de la Comisión”, ha señalado. “La pasada legislatura sí hubo renovación tecnología, en la medida de lo posible, y ahí están las cifras”, ha comentado Susín. En otro orden de cosas, la diputada ha preguntado por el convenio con Amancio Ortega, que caducó el jueves pasado, así como por “qué va a pasar con el acelerador lineal”.
“Es tarde para explicar este plan, pero esta comparecencia había sido pedida hace un año”. Así ha comenzado su intervención la socialista Olvido Moratinos, quien también ha comentado que las inversiones en sanidad “deben estar ligadas a un camino de referencia”.

Desde Podemos, Itxaso Cabrera ha subrayado su preocupación por la obsolescencia de la tecnología y, tal y como ha comentado, ha calificado este plan de “fundamental”. Asimismo, ha preguntado a Marión por el recorte de sesenta y cinco millones, que ha argumentado en el cumplimiento del déficit y en el impuesto de sucesiones. Una situación que, según Cabrera, “va a afectar a la sanidad pública aragonesa”.

Berta Zapater (PAR) le ha preguntado a Marión por si se han revisado la totalidad de los equipos de los que se disponen, ya que ha estimado que el plan “debería contemplarlos a todos”. “Es una osadía, ya que gastarse siete millones anuales es hipotecar las próximas legislaturas, además esto del renting en otras legislaturas hubiera sido tachado de privatización”, ha afirmado. “Entendemos que era la única opción que le quedaba, pero lo van a alquilar y van a hipotecar las próximas legislaturas”, ha añadido. Por otro lado, ha preguntado por cuántos de estos aparatos son de segunda mano.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, recordaba ç que “solo queda año y medio para cumplirlo”. “Había previsión de sesenta y un equipos de los cuales hay doce funcionando, mientras que treinta y cuatro están en pliegos, no se ha cumplido ni el 50% y queda poco tiempo”, ha asegurado. “Han estado mucho tiempo investigando y se ponen a ejecutar a final de la legislatura”, ha añadido, a la vez, que ha preguntado por la adquisición de equipos por la Fundación Amancio Ortega.

Patricia Luquin, desde el Grupo Mixto–IU, ha considerado como “necesario” el plan de renovación tecnológica que se ha presentado en las Cortes y, además, ha lamentado que “en la pasada legislatura la inversión fue cero”. “Ustedes van lentos, muy lentos porque hablamos de un plan de 2017 a 2019, ya sabemos que hay una parte que tiene que ver con los pliegos, pero otra tiene que ver con el impulso”, ha apreciado esta diputada. “Esta tecnología se necesitaba y se sigue necesitando, estamos en mayo de 2018 y solo tiene un año para abordar este plan”, ha sostenido, mientras que, por último ha preguntado por los plazos de las resonancias magnéticas y de los aceleradores lineales.

Comentarios