cultura

La Ronda de Boltaña cerraba la edición del PIR de este año en Jasa

La localidad de Jasa acogía este fin de semana la 22ª edición del Festival de Música y Cultura Pirenaicas

PIR de Jasa
La Plaza de Jasa se llenaba en la actuación de los grupos del PIR

La localidad de Jasa acogía este fin de semana la 22ª edición del Festival de Música y Cultura Pirenaicas PIR 2018, organizado por la Comarca de la Jacetania, con la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca y el Ayuntamiento de Jasa. Un año más ha habido una gran animación en el PIR que ha servido para unir la música, cultura y tradición de ambos lados del Pirineos

Este festival surgió hace más de 20 años con el objetivo de mostrar a la gente la peculiaridad de la cultura de los Pirineos, que pervive a ambos lados de la frontera franco-española y demostrar que hay una continuidad entre ambos países. Desde la comarca de la Jacetania se hace un balance muy positivo de esta edición. La presidenta de la comarca de la Jacetania, Montse Castán señalaba, que un año más el PIR ha representado la música tradicional y la unión de los pueblos

Un año más la comarca de la Jacetania ha otorgado el premio TRUCO, que se entrega a una persona, grupo, o asociación, que ha trabajado a favor de la cultura Pirenaica. Este año se le ha otorgado al grupo francés Eths Bandolets, grupo vocal tradicional francés que se creó hace 40 años. Jean Claude, uno de sus componentes mostraba su agradecimiento por este premio, y señalaba que nuestra madre son los Pirineos que nos une a todos

En esta edición se contaba con grupos y artistas de Aragón, Francia, País Vasco y Cataluña. El Grupo de Danzantes de Jasa, localidad que acoge el certamen, tenía su protagonismo, realizando una actuación de su dance

En esta edición destacaba el protagonismo de los grupos folklóricos y la actuación en Jasa, por primera vez, de La Ronda de Boltaña, que cerraba el festival. Además, se contaba con grupos como "Bosnerau" y "Parpalhon" para los conciertos de la noche del sábado. Las mañanas del festival se dedicaban a las rondas y las tardes al baile. Y durante los dos días del festival se realizaba un mercado de artesanía, en el que artesanos de distintas zonas del Pirineo mostraron su trabajo



Comentarios