montaña

La seguridad de las personas por encima de la ganancia económica

Las IV Jornadas de Derecho y Montaña concluyen hablando de intrusismo, regulación o críticas al Observatorio de la Montaña

IV Jornadas Derecho y Montaña
Mesa de debate sobre "Intrusismo profesional, monitores de club y guías benévolos"

Un intenso debate sobre el intrusismo profesional en montaña ha servido de broche para las IV Jornadas de Derecho y Montaña celebradas en Jaca. Más de medio centenar de abogados, juristas, guías, responsables de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y empresarios del sector han debatido durante dos días sobre la problemática y soluciones en el Turismo Activo, que en Aragón, supone un ancla contra la despoblación y cuyas empresas son vector de desarrollo en un medio hostil, bello y necesario de reactivación económica.

Organizadas por el Ilustre Colegio de Abogados de Huesca, las conclusiones de estas jornadas se enmarcan en un decálogo que es necesario que encuentre eco en la administración porque la base de toda la actuación es que “trabajamos con vidas y eso no podemos olvidarlo”, tal como explicó la presidenta de la Asociación Aragonesa de Empresas de Turismo Deportivo, AgnesDewulf, e hicieron suyo los distintos ponentes.

Decálogo de las Jornadas Derecho y Montaña de Turismo Activo:
1.- Es preciso unificar los distintos reglamentos para lograr una armonización y conseguir el efectivo cumplimiento de la normativa europea.
2.- Es necesario realizar de forma urgente un proceso de convergencia de las regulaciones de las comunidades autónomas que reuna unos estándares comunes de calidad que preserven la seguridad jurídica.
3.-Cualquier regulación del sector ha de tener en cuenta que las empresas que operan en él están compuestas en su mayoría por pequeñas empresas y autónomos; debe de cuidarse su vulnerabilidad y apoyar a las empresas más comprometidas con la calidad y la seguridad.
4.-Las Administraciones deben de asumir que las actividades en el medio natural constituyen una cuestión de su responsabilidad y por tanto, de seguridad ciudadana.
5.- Es preciso habilitar procedimientos comunes y claros para que las Administraciones faciliten una certificación de calidad y seguridad de las empresas de turismo activo.
6- Es necesario regular de forma común y clara tanto la clasificación de las actividades como la formación y la titulación que habilite para el ejercicio profesional y empresarial de las mismas.
7.- Hay que regular por encima de los intereses económicos por que están en juego la vida de las personas.
8.- Es preciso potenciar el control e inspección de las actividades de turismo activo, dotando de más medios y más formación a los encargados de hacerlas.
9.- Hay que hacer un llamamiento al legislador para que propicie una regulación más severa del intrusismo para alcanzar un mayor reproche penal.
10.- La estructura organizativa y funcional del Observatorio de la Montaña, propuesto por el Gobierno de Aragón, carece de un órgano con capacidad técnica para elaborar los informes que sirvan a los fines y cometidos del propio Observatorio.

Conclusiones aparte, el abogado y director de las Jornadas Derecho y Montaña, José María Orús, fue tajante al abordar tres aspectos que se engarzan con el conjunto de las cuatro ediciones de las Jornadas de Derecho y Montaña celebradas hasta la fecha. Y es que, dijo, las conclusiones son enviadas a las administraciones, “aunque la verdad es que sirve de poco” lo que genera cierta “amargura”, deslizó que en el sector de la montaña “nos encontramos con que las comunidades autónomas regulan sin que nadie las armonice lo que implica una inseguridad jurídica” y fue especialmente crítico con que la Diputación de Huesca no “colabore en nada” con las Jornadas de Derecho y Montaña.

Comentarios