semana santa 

La Semana Santa viste los pueblos de la Hoya de Huesca

La Enclavación se consolida y logra duplicar la población ayerbense
La Enclavación, recreación dramática de la muerte de Cristo, declarada fiesta de Interés Turístico de Aragón

La Rompida de la Hora de Almudévar, la Enclavación de Ayerbe, de interés turístico de Aragón, la Procesión del Penitente de Siétamo, la del Encuentro en Bolea o la de las Lágrimas de Nuestra Señora en Alcalá de Gurrea, son algunos de los actos que se desarrollan con motivo de la Semana Santa en diferentes localidades de la Hoya de Huesca. 

Un cartel promocional común expone las distintas manifestaciones de la Semana Santa en dichos pueblos, cada uno con sus propias singularidades que suponen un variado repertorio, una muestra más de la diversidad que ofrece la comarca también en Semana Santa.

En Alcalá de Gurrea se celebra el Jueves Santo por la tarde, a las 18.45, la procesión de las Lágrimas de Nuestra Señora: mientras suenan las tradicionales matracas y carraclas, pétalos de flores caen sobre la virgen evocando sus lágrimas durante la Pasión. Por otro lado, en Almudévar, también en la tarde del Jueves Santo se celebra la Exaltación del toque de tambor, en la plaza de España, como presentación de todas las cofradías participantes. A media noche se celebra la XXI Rompida de la Hora Villa de Almudévar, en la que más de 450 tambores suenan al unísono en la plaza de la Iglesia para evocar el temblor de tierra en el momento de la muerte de Cristo.

Como evento singular, el Jueves Santo a media noche, tiene lugar en Ayerbe La Enclavación, recreación dramática de la muerte de Cristo, declarada fiesta de Interés Turístico de Aragón. Esta sugestiva representación de los últimos momentos del Calvario físico y psicológico de Jesús culmina con una Rompida de la Hora. Al día siguiente, Viernes Santo, se celebra la procesión del Santo Entierro, que pasa por las calles más emblemáticas y significativas de esta villa.

En Biscarrués tiene lugar la instalación del Monumento de Semana Santa en la iglesia parroquial. Este Monumento eucarístico es uno de los pocos supervivientes de este arte popular del siglo XVIII en Aragón y se llevan a cabo visitas guiadas durante la Semana Santa y los domingos y festivos del mes de abril, en horario de mañana y tarde.

La villa de Bolea iniciaba sus actos de Semana Santa con el Septenario de los Dolores de la Virgen, que se viene celebrando en Bolea desde 1587 y que ha tenido lugar del 15 al 22 de marzo. Por otra parte, el Viernes Santo se celebra la procesión del Santo Entierro y, unos días después, el 8 de abril, celebran el Domingo de Cuasimodo, fiesta de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, acompañados por la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Huesca y la Banda de Tambores de la Virgen de la Soledad y Villa de Bolea.

Finalmente, en Siétamo, se invita a asistir a la procesión del Penitente la tarde del Jueves Santo, marcando el momento de dolor del aminar de un penitente cargado de una gruesa cruz por las calles de la villa y el Viernes Santo a la Conmemoración de la muerte del Señor.

Comentarios