La Senda Amarilla vuelve a unir Oliván y Ainielle

Este año con la presencia del cineasta Eugenio Monesma y el artista Albert Gusi que llega por el proyecto cultural Visiona de la Diputación de Huesca 

Senda amarilla 2017
En Ainelle durante la charla de 2017


La Asociación Cultural O Cumo de Oliván organiza la doce edición de la marcha de la Senda Amarilla, que se lleva a cabo este sábado y que en otras ocasiones ha contado con una participación media cercana a las 200 personas.

Este año la charla campestre en Ainielle es con Eugenio Monesma, realizador de cine antropológico y etnológico que hablará de “Piedras con Leyenda” y en esta ocasión también les acompañará Albert Gusi, el artista visual que desarrolla sus proyectos en torno al concepto de paisaje a través de intervenciones artísticas efímeras, que realizara una acción artística con los senderistas, “ha destacado la presidente de Ocumo, Isabel Manglano.  

Igualmente comentaba que desde hace doce años se cuenta con grupos de personas incondicionales de esta actividad que “proceden de nuestro entorno y de otros lugares como Zaragoza, Galicia, País Vasco o Madrid”. La actividad se cierra en Oliván a las 18:30 horas con chocolatada, música y baile a cargo de Bosnerau.

La actividad complementaria, es el viernes día 5 a las 19.30 horas en las Escuelas de Oliván con la proyección y charla a cargo de Albert Gusi: “Montañas y arte”. El contar con este artista es por la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca que se une con el proyecto cultural ViSiONA para recuperar desde la creación artística la memoria de Ainielle.

Desde el programa, que en esta ocasión quiere ofrecer nuevas caras de la despoblación, se propuso Gusi, quien también es director de Grisart, la Escuela Internacional de Fotografía de Barcelona, el resto de lleva a cabo alguna intervención artística durante esta jornada que tendrá lugar el 6 de octubre y para la que también se cuenta con la colaboración del profesor y escritor Enrique Satué.

Para “La senda amarilla” este artista, que trabaja el paisaje a través de la fotografía, plantea dos acciones artísticas “poéticas, muy sencillas, y aunque no dejan rastro, muy bellas”. La primera acción que se desarrollará la ha llamado ‘Rememorar’. Esta idea surge del libro de La memoria amarilla, en el que Enrique Satué explica que los cencerros y los trucos del ganado en el valle anunciaban que los jóvenes y los hombres volvían a Anielle después de estar en las tierras bajas.

Por eso, se va a proponer a todos los participantes que pongan en su mochila un cencerro “para recuperar, para rememorar, para revivir en este valle este sonido que subía la alegría y la felicidad” para que “cada paso sea una nota musical, un pervivir un sonido que lleva más de medio siglo desaparecido”, explica Gusi.

‘Pervivir’ es la segunda intervención artística, en este caso centrada en la única ventana que resiste en la antigua escuela de Aineille. Allí se colocará una persiana, “que no es del Pirineo aragonés, sino que una mediterránea, alicantina, de color verde, con una cuerda larga a la que se unirán más cuerdas de las gentes que quieran participar en esta idea”, es como anima Gusi a implicarse este fin de semana.

Comentarios