san lorenzo

La VIII Trobada de Gaiteros de Aragón lleva el sonido del folclore popular a las calles

Por primera vez ha participado un grupo francés de la Occitania francesa, junto a los Gaiteros de Graus

VIII Trobada de Gaiteros de Aragón
VIII Trobada de Gaiteros de Aragón se consolida en el programa festivo de San Lorenzo

La Trobada de Gaiteros de Aragón se ha hecho un hueco en la programación de las fiestas de San Lorenzo. Los Gaiters de Tierra Plana comenzaron a organizar este encuentro hace ocho años y han conseguido que en torno a un centenar de músicos y danzantes llevaban los sonidos de gaitas, dulzainas y tambores por todo el centro de Huesca para encontrarse, las ocho agrupaciones, en los Porches de Galicia, donde realizaban actuaciones individuales y conjuntas.

El grupo Gaiteros y Gaiteras de Tierra Plana, encargado de acompañar las actuaciones y dances de la comparsa de gigantes, cabezudos y caballicos de la capital oscense, son los organizadores del evento . Llevan 21 años de trayectoria y Alicio García, mayoral de los Gaiters de Tierra Plana, reivindica el trabajo de estas agrupaciones como mantenedoras de un folclore musical que siempre ha sido muy popular.

La octava edición de esta trobada cuenta con grupos de todo Aragón y, como novedad, se internacionaliza con la participación de un grupo transfronterizo formado por los Gaiteros de Graus y un grupo de violines y oboes de la Occitania francesa. Participaban también los Danzantes de Sabiñánigo, los Barfulaires de Ayerbe, los Gigantes de la Peña Ferranca de Barbastro o los Gaiters d'o Somontano. De Zaragoza llegaban los Gaiteros del Rabal y de Híjar la Colla la Empajuzada d'Íxar.

Aunque la trobada cuenta también con dances, pasacalles y otros instrumentos, la gaita es la principal protagonista. Lo que buscan es hacer ese reencuentro de música, dances, instrumentos, grupos y asociaciones de diferentes puntos de Aragón, ya que hace unos años la gaita de boto aragonesa era una desconocida pero poco a poco se ha ido incluyendo en los grupos de folklore.

Comentarios