agua 

Lambán invita a reeditar al acuerdo en Política Hídrica

El presidente y el consejero de Agricultura han presentado a los regantes la estrategia en relación con el agua, las obras hidráulicas y el regadío

Reunión de los responsables del Gobierno de Aragón con responsables de riegos
Reunión de los responsables del Gobierno de Aragón con responsables de riegos

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha mantenido una reunión con los máximos responsables de las Comunidades de Regantes de Aragón a los que les han presentado la Estrategia del Gobierno de Aragón en relación con el agua, las obras hidráulicas y el regadío. Además, les ha instado a reeditar la tradición pactista en la Mesa del Diálogo del Agua como es costumbre desde 1992 en la política del agua, que ha ido conociendo diversas modificaciones y adaptándose a las nuevas realidades económicas, legislativas y medioambientales.

Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón
LAMBAN 1 AGUA 11

Desde finales del siglo XX no se hacían nuevos regadíos en Aragón y desde 2015 el actual Ejecutivo reanudó “la buena praxis de transformar los secanos en regadío y en este momento ya hay 29.000 hectáreas sometidas a un nuevo método de financiación, además de haber conseguido, tras la suscripción del plan, ampliar 9.000 hectáreas más para Aragón, como en La Litera o Bardenas”, ha explicado Lambán.

Más del 60% de las tierras de la Cuenca del Ebro que se van a transformar en regadío son de la Comunidad Autónoma de Aragón, con 38.000 hectáreas, frente a las 13.000 de Cataluña y las 9.000 de Navarra. Y lidera en España la transformación de secano en regadío y eso es importante para el medio rural, para combatir la despoblación y dar fuerza al sector agroalimentario. Además, Aragón es la comunidad donde se está invirtiendo y desarrollando las obras más importantes en materia de regulación.

Plan Hidrológico
En la reunión con los regantes, el presidente Lambán y el consejero Olona han defendido la postura del Gobierno a la hora de apoyar el Plan Hidrológico del Ebro 2022-2027 frente a la posición de abstención adoptada por los representantes de los regantes en el Consejo del Agua de la Demarcación del Ebro celebrado el pasado 8 de abril. Respetando su opinión, los representantes del Ejecutivo han argumentado que oponerse al Plan Hidrológico 2022-2027 “hubiera estado injustificado una vez que se han tenido en cuenta prácticamente todas nuestras alegaciones” (la Comunidad ha sido la que más aportación ha hecho al Plan), sobre todo, las relativas a que el nuevo Plan Hidrológico no debe condicionar la planificación posterior, el respeto al Pacto del Agua y a la Reserva de los 6.550 Hm3 en favor del desarrollo presente y futuro de Aragón, así como a la ampliación en curso del regadío en Aragón. Todo ello en coherencia con el horizonte de planificación (2027) y sin comprometer ninguna renuncia.