Lambán propone que la UE y la administración central ayuden a la hostelería, el turismo y el comercio

El GA garantiza la continuidad de los servicios públicos, aunque algunos empleados podrán trabajar telemáticamente

Javier Lambán en su comparecencia en las Cortes
Javier Lambán

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, durante la videoconferencia convocada por el Presidente del Gobierno, trasladaba a Pedro Sánchez su apoyo a las medidas que figuran en el Real Decreto que regula el actual estado de emergencia. Así mismo solicitaba ayudas urgentes para sectores como la hostelería, el turismo y el comercio, al ser los más golpeados por la actual crisis sanitaria.

El presidente aragonés igualmente se ha mostrado partidario de flexibilizar los objetivos de déficit y liberar más recursos para las comunidades autónomas y ayuntamientos. Lambán también ha puesto el acento en la necesidad de suministrar medios materiales para los profesionales para que puedan realizar su ingente trabajo sin trabas.

El presidente del Gobierno de Aragón ha pedido al presidente del ejecutivo español, Pedro Sánchez, que adopte medidas económicas para los sectores que puedan verse más afectados por la crisis que pueda derivarse de la situación sanitaria del coronavirus, como son la hostelería, el turismo y el comercio.
Lambán ha considerado una "necesidad imperativa" que este tipo de comercios, así como los de menor tamaño, reciban una atención económica y fiscal "especial y muy generosa" por parte del Estado. En especial, ha abundado en conceptos como el pago de impuestos, alquileres o hipotecas que pueden verse dificultados por la suspensión de la actividad que ha llevado la crisis sanitaria del coronavirus. También ha solicitado que continúe el funcionamiento de la industria. "Creo que es perfectamente posible y aliviaría el impacto sobre la economía", ha recalcado.

Por otro lado, ha instado a la Unión Europea a que suspenda las normas fiscales y presupuestarias que "limitan la capacidad de inversión y gasto" de las comunidades autónomas y ha solicitado que la política europea destine unos "estímulos fiscales" y transfiera "recursos adicionales" para aliviar la crisis económica que pueda derivar de la sanitaria.

En esta línea, ha dicho que Europa "debería haber aprendido" de la crisis económica de 2008 y que se tienen que tomar medidas para relajar el cumplimiento de los objetivos fiscales, así como "cambiar los planteamientos de la senda de estabilidad" y trasladar estas cuestiones a todos los ámbitos de la economía. Ha afirmado que esta situación derivará en una caída del empleo, por lo que ha urgido a que se elabore un paquete de medidas "muy agresivo y ambicioso".

También, a este respecto, ha pedido al Gobierno español que flexibilice los objetivos de estabilidad para "hacer frente a nuevos retos o inversiones que vamos a tener que acometer". Así, ha considerado que el objetivo del déficit debe quedar en suspenso, dejando de ser el instrumento que guíe la política fiscal.
Por otra parte, ha reclamado que se derogue la medida de bloqueo de remanentes en los ayuntamientos, el tercer pilar del Estado, porque, a su juicio, "ahora más que nunca van a ser necesarios sus recursos, por ser instituciones "absolutamente fundamentales".

Acuerdos en la función pública
También se ha referido al gabinete permanente de crisis constituido en el Gobierno autonómico para revelar que el consejero de Hacienda y Función Pública, Carlos Pérez Anadón, se ha reunido este domingo con los secretarios generales técnicos y representantes sindicales para abordar el funcionamiento de la comunidad.

En este sentido, ha asegurado que se ha llegado a un "acuerdo absoluto" para que se precisen cuáles son los "servicios estratégicos" y cuáles pueden prescindir del trabajo presencial de su personal y acogerse a las recomendaciones de realizar las labores de forma telemática. "Estamos muy satisfechos con el trabajo con los sindicatos y cabe pedir a los trabajadores el sacrificio correspondiente que está perfectamente justificado".

Este domingo se han producido diversas reuniones de la Administración y se ha recibido la aportación de los sindicatos UGT, CC.OO y CSIF, presentes en la mesa sectorial de la Administración General, acordando que la administración autonómica va a seguir trabajando y prestando los servicios públicos. Este lunes los jefes de servicio analizarán la distribución de efectivos, se harán listados y se protocolizará la situación. Se decidirán las medidas oportunas con el objetivo de garantizar el servicio al ciudadano a la vez que la protección de los empleados públicos.

"Orgulloso de los profesionales y la ciudadanía aragonesa”
El presidente aragonés ha trasladado también el apoyo del todo el equipo de Gobierno al personal sanitario, servicios sociales y profesionales implicados en hacer frente a la crisis originada por la pandemia y ha aseverado que deben poder tener a su disposición "todos los medios que precisen para desarrollar de manera satisfactoria su trabajo".

De este modo, se ha referido a la escasez de material sanitario en todo el territorio español para señalar que "es una carencia que hay que solventar". Así, ha agradecido a las empresas de la comunidad que están poniendo a disposición del Gobierno y del sistema de salud sus recursos y que han suministrado mascarillas de forma gratuita.
Lambán se ha declarado "orgulloso" de la ciudadanía aragonesa que está demostrando "serenidad, compromiso y altura de miras". "Me conmueve, me emociona y me hace ser optimista de que esta crisis la dejaremos atrás más pronto que tarde", ha subrayado.

En cuanto a las medidas de restricción del movimiento y la circulación comprendidas en el decreto del estado de alarma, el presidente de Aragón ha recordado que estas disposiciones van acompañadas de medidas coercitivas y sancionadoras que deberán aplicarse "con rigor extremo".

Suspensión de plazos administrativos
Los términos y plazos administrativos se encuentran suspendidos en el territorio nacional desde mañana, 16 de marzo de 2020 (incluido), de acuerdo con lo establecido por la Disposición adicional tercera del Real Decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Como consecuencia de esta suspensión, los servicios digitales de la sede electrónica de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón vinculados a la tramitación electrónica se interrumpen desde el 16 de marzo de 2020 (incluido) y se reanudarán en el momento en el que finalice esta situación extraordinaria.

Comentarios