POLÍTICA

Las Cortes respaldan la propuesta del PP de otorgar cobertura legal a los bomberos voluntarios

Se aprobaba tras incorporar una enmienda del PSOE paracolaborar con las entidades locales en la creación, regulación y coordinación de estas unidades

Laguëns. Cortes
José Antonio Lagüens

El Partido Popular planteaba, este lunes, una respuesta a la reivindicación de numerosas entidades locales aragonesas que reclaman al ejecutivo autonómico definir y ofrecer cobertura legal a los voluntarios que prestan su apoyo desinteresado en los diferentes parques de bomberos. La propuesta legislativa de los populares aragoneses integraba en origen dos aspectos: instaba al GA a la aprobación del marco normativo necesario para regular la figura del bombero voluntario y a sus agrupaciones, y un segundo punto dirigido directamente a las entidades locales aragonesas para que impulsaran la creación y regulación de bolsas de bomberos voluntarios. El texto finalmente aprobado por el Parlamento añade la regulación de los bomberos voluntarios a la aún pendiente de presentar por el gobierno ley del Sistema de Protección Civil y Gestión de Emergencias de Aragón.

Se trata, en definitiva y como resaltaba José Antonio Lagüens, diputado del Partido Popular en la Comisión de Institucional del Parlamento autonómico, de la aplicación en Aragón de un modelo cuyo éxito ha sido confirmado, “un sistema mixto, fundamental, que es el que han elegido todos los países más importantes de la Unión Europea y yo creo que esta comunidad autónoma tiene que seguir apostando por este sistema mixto donde las agrupaciones de bomberos voluntarios son esenciales en este operativo”.

RADIOONLINEINTERACTIVO
José Antonio Lagüens, diputado regional del PP 


El diputado del Partido Popular aprovechaba su intervención para llamar la atención sobre la peculiaridad de la prestación de este servicio básico de emergencias en la provincia de Huesca, “es paradigmático, creo que la implantación del nuevo servicio SPEIS (Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento) de bomberos de la diputación de Huesca aún acucia y hace más necesaria esta regulación, y desde luego estamos hablando de que es un marco normativo que nos emplaza a intervenir en un periodo aproximado de unos 35 minutos”, cuando la realidad de los últimos años ha demostrado que ese tiempo de reacción se ha sobrepasado sobradamente en varias ocasiones.

Son bastantes los ayuntamientos, comarcas y diputaciones provinciales que quieren mejorar y ampliar sus servicios de emergencias y el modelo de las agrupaciones de voluntarios ha demostrado su eficacia ante desastres naturales como la borrasca Gloria o la tormenta Filomena. Una experiencia extrapolable a los bomberos voluntarios, como expresaba Lagüenspero que se encuentra a expensas de que el Gobierno de Aragón decida desarrollar una ley aprobada hace ocho años.

Aunque desde 2013 existe una norma autonómica que reconoce la figura del bombero voluntario como personal de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento, lo cierto es que el Gobierno aragonés ha venido retrasando la redacción y aprobación de un marco normativo que regule la figura de este tipo de voluntariado y de las agrupaciones que lo integran.

La lentitud de la actual Administración autonómica a la hora de desarrollar esta garantía legal, “sonrojante para el Gobierno” calificó el diputado, además “choca con la realidad de que desde hace años dichos efectivos ya vienen formando parte de un servicio mixto de prevención, extinción de incendios y salvamento que tiene el deber de prestarlo en un tiempo no superior de 35 minutos, razón por la cual dichos efectivos son necesarios y fundamentales para atender las emergencias en nuestra comunidad”, explicaba.