covid-19

Las empresas de colonias o campamentos piden la vacunación urgente de sus monitores

Apelan al contacto estrecho con casi 30.000 niños en Aragón y las dificultades en la gestión de bajas y cuarentenas

Niños en un campamento de verano
Niños en un campamento de verano

La Patronal aragonesa de empresas de Ocio Educativo y Animación Sociocultural, la asociación AESERSOC, solicita al Gobierno de Aragón que vacune ya a los cientos de monitores y equipos educativos y de apoyo que trabajan en sus empresas de colonias, campamentos u otras actividades educativas que están desarrollando durante este verano. En su mayor parte tienen entre 18 y 30 años de edad, y “no han podido ser vacunados tal y como se solicitó desde el mes de marzo al Departamento de Sanidad”. Esta situación, explican las empresas, está teniendo implicaciones laborales de muchas bajas y sustituciones, lo que está ocasionando problemas añadidos económicos y de gestión a las entidades, así como pérdida de numerosos salarios temporales de verano a los jóvenes trabajadores del sector.

Desde AESERSOC explican que asisten a episodios diarios de niños que resultan ser positivos (casi todos leves o asintomáticos), lo que les obliga a aislarles a ellos y a sus contactos estrechos, llamar a los padres o tutores y cumplir los aislamientos de 10 días, normalmente en los domicilios particulares. “Todo ello está causando un trastorno educativo y en muchas ocasiones logístico a familias que se ven obligadas a prescindir de la actividad de sus hijos y en muchos casos a modificar sus propios planes de verano, laborales o vacacionales.”, explica el presidente de la asociación, Víctor López, que añade que “las empresas educativas estamos cumpliendo a rajatabla la normativa sanitaria y prácticamente todas las actividades están siendo inspeccionadas tanto por el Instituto de la Juventud como por las autoridades sanitarias. Hacemos de nuestras actividades un entorno seguro, pero la gestión de la pandemia está resultando difícil.”

Quieren agradecer a las familias la confianza que siguen depositando en las empresas de Ocio Educativo, animándolas a que sigan inscribiendo a sus hijos en las actividades que quedan para este mes de julio y de agosto, pero exigen al Gobierno de Aragón “que vacune de forma urgente a los monitores de tiempo libre que están comunicados en las actividades que restan para finalizar el verano, a ser posible con la vacuna de una sola dosis”.