esquí

Las estaciones mantienen o aumentan sus kilómetros para este fin de semana

La bajada de temperaturas ha permitido volver a fabricar nieve

Formigal este fin de semana
Formigal este fin de semana

Los aficionados al esquí pueden seguir acudiendo a tres de las estaciones del Pirineo aragonés. A la espera de que el anticiclón deje los Pirineos, las temperaturas han descendido y han permitido volver a producir algo de nieve.

Cerler está ampliando poco a poco sus kilómetros y llega, este fin de semana, a los 46, con espesores de entre 30 cm y 1 metro. Casi todos sus remontes están en funcionamiento (15 de 19), y tiene 42 pistas abiertas. En la parte más occidental del Pirineo aragonés mantienen su apertura las estaciones de Formigal y Astún. Candanchú y Panticosa continúan cerradas a la espera de nevadas.

Aramon - Formigal abre este sábado 8 remontes, 8 pistas y 10 km esquiables conectando las tres zonas que tienen abiertas, Izas-Sarrios, Anayet y Portalet. Los espesores de nieve dura van de 20 a 50 cm.

En el Valle del Aragón está en funcionamiento la estación de Astún. En su cuarto día de apertura ofertaba 14 km en 18 pistas verdes, azules y rojas. Tiene 7 remontes funcionando.
Ambos centros invernales recomiendan extremar la precaución y la velocidad en estas condiciones, sin nieve fuera de pistas.

Los esquiadores de fondo tienen disponibles 8'5 km de nieve en Llanos del Hospital, con espesores de entre 20 y 40 cm de nieve polvo.

Por el momento la previsión meteorológica no anuncia precipitaciones de nieve en más de una semana por lo que tanto las estaciones como la hostelería o el comercio continúan mirando al cielo. La inversión térmica también ha dificultado el trabajo y hasta este sábado no han podido encender los cañones de producción de nieve, que necesitan temperaturas bajo cero para funcionar a un mínimo rendimiento.

Comentarios