curso defensa

Las fuerzas armadas utilizan las armas para que otros no las usen mal

Ha comenzado en Jaca la XXVI edición del Curso Internacional de Defensa, en el que participan 200 alumnos de 15 países

Inauguración Curso de Defensa 2018
Inauguración en el Palacio de Congresos de Jaca de la XXVI edición del Curso Internacional de Defensa

Ha comenzado en el Palacio de Congresos de Jaca la XXVI edición del Curso de Defensa de Jaca, que este analiza la respuesta de Europa ante los riesgos compartidos. El primer tema que se ha expuesto es la Cultura de Defensa en España, con dos conclusiones importantes, las fuerzas armadas deben utilizar las armas para que otros no las utilicen mal, y en España tenemos un importante déficit en la Cultura de Defensa

El General Emilio Fernández-Piñeiro, secretario general técnico del Ministerio de Defensa, ha señalado a esta redacción que las fuerzas armadas deben utilizar las armas para que otros no las utilicen mal, y de esta forma en los conflictos internacionales se puede dar seguridad a las entidades, empresas y organizaciones humanitarias que trabajan en esas zonas

Por otro lado las fuerzas armadas son poco conocidas en nuestro país, en consecuencia hay una falta de cultura de defensa. Las políticas del Estado deben enfocarse para que los españoles puedan conocer mejor el trabajo que realizan

Esta actividad pretende crear un área de diálogo sobre las mayores amenazas que afectan hoy en día a Europa y exponer la necesidad de una Europa fuerte y unida, con unos ciudadanos conocedores de la situación, como vía para afrontar esta situación, preservar el bienestar social de los europeos y prevenir riesgos futuros.

Las ponencias y debates se celebrarán en el Palacio de Congresos de la ciudad de Jaca hasta el próximo viernes 5 de octubre. Sobre el tema elegido en esta edición, se va a incidir en el hecho de que la Unión Europea se enfrenta a retos sin precedentes, tanto mundiales como interiores: conflictos regionales, terrorismo, presiones migratorias crecientes, proteccionismo y desigualdades sociales y económicas. En este sentido, entre las preocupaciones por la seguridad de los europeos, el último Eurobarómetro de primavera de este año revela que la inmigración es el principal desafío al que se enfrenta la UE en la actualidad y que el terrorismo se sitúa en segundo lugar.

Además, la seguridad cibernética se ha convertido en un reto de primer orden y el problema de las ciberamenazas constituye en estos momentos una prioridad. Para encarar estos desafíos, se debatirá sobre la necesidad de avanzar hacia una Unión Europea segura y protegida, más social y fuerte en el escenario mundial reforzando su seguridad, solidaridad y respeto a los valores comunes.


El XXVI Curso Internacional de Defensa cuenta con la participación de cerca de 200 alumnos, de los que aproximadamente un centenar son jóvenes. Los participantes son de 13 nacionalidades y de 14 comunidades autónomas. Además, más del 50% son jóvenes menores de 38 años, lo que garantiza que los conocimientos adquiridos se transfieran mejor a la sociedad.

Comentarios