transporte sanitario

Las mejoras en el servicio de ambulancias no convencen a los trabajadores

Ambulancia nieve
Los trabajadores denuncian que muchas ambulancias no tiene una base a cubierto donde estacionar

El nuevo servicio de transporte sanitario urgente ha entrado en funcionamiento este 1 de agosto en todo el territorio aragonés. El presupuesto que destina el Gobierno de Aragón aumenta un 28%, llegando a los 77’3 millones de euros para cuatro años. Hay cuatro ambulancias más y se ha mejorado la dotación de 18 de ellas. En total, la Comunidad autónoma cuenta desde este 1 de agosto con 88 ambulancias, 27 de ellas en la provincia de Huesca.

Estas mejoras no son suficientes para el Sindicato de Cooperación Sindical. Su secretario de organización, Vicente Ascaso, recuerda que de los 88 vehículos, 66 no tienen un sitio donde aparcar a cubierto, por ejemplo. En Hecho la ambulancia se aparca en la calle, soportando temperaturas extremas en invierno y verano, explica, y hay que tener en cuenta que una ambulancia debe estar refrigerada porque transporta medicamentos. Ascaso también denuncia la precariedad en las horas presenciales y el hecho de no contar con una base operativa donde los propios conductores, por ejemplo, puedan cambiarse de ropa o desinfectar la ambulancia al acabar su jornada laboral.

Vicente Ascaso reconoce las mejoras que ha supuesto esta nueva adjudicación a Acciona, pero denuncia que no se cumple el propio pliego al carecer de bases operativas para los vehículos y sus trabajadores en hasta 66 casos.

Si hablamos de la Jacetania y el Alto Gállego hay 24 trabajadores en este servicio más 3 o 4 eventuales para cubrir turnos, por ejemplo con la ambulancia de refuerzo que se establece en Canfranc o Sallent durante semanas puntuales de invierno y julio y agosto.

Comentarios