GRAUS

Las obras del canal de aguas bravas podrían comenzar a finales de julio

La actuación se ha adjudicado a la empresa Excavaciones Acb SL de Aínsa por 170.000 euros

Graus. Canal aguas bravas
El canal de aguas bravas se ubicará en el río Éseta en las proximidades de las instalaciones deportivas 

Cuando a mediados del pasado mes de marzo se decretó el estado de alarma como consecuencia de crisis de la covid-19, el Ayuntamiento de Graus estaba a punto de adjudicar las obras de construcción del canal de aguas bravas. Una vez levantada la suspensión de la tramitación, la actuación se ha adjudicado y se espera que a finales de julio, si todo marcha según lo previsto, puedan comenzar las obras.

La empresa adjudicataria ha sido Excavaciones Acb SL de Aínsa por un importe de algo más de 170.000 euros.

La alcaldesa Gemma Betorz indicaba que una vez comiencen las obras, cuyo inicio se prevé a finales de julio o principios de agosto, que es cuando el caudal del río las puede permitir, deberían ejecutarse en el plazo de un mes.

Gemma Betorz, alcaldesa de Graus

Uno de las prioridades del actual equipo de gobierno es mirar al río, por eso, a comienzos de año, se decidió dar continuidad al canal de aguas bravas, heredado del anterior equipo de gobierno pero que una riada se llevó por delante en 2013.

El proyecto consiste en reconstruir y reforzar el margen en el que ya se había actuado, y trabajar también en el otro lado para poder dar por finalizada la obra que se llevará a cabo en un tramo del cauce próximo a las instalaciones deportivas de la localidad.

Tendrá una longitud mínima de 300 metros y máxima de 400 para poder acoger diferentes tipos de competiciones por un ancho que oscilará entre 10 y 12 metros pero que, en cualquier caso, no será inferior a los 8 metros es el doble de la eslora de un kayak de slalom. La profundidad del agua mínima será de 0,4 metros para garantizar una navegación segura, y la media estará entre los 0,75 y los 0,9 metros para garantizar la seguridad. Cabe recordar que para la modalidad de kayak de Estilo Libre (Freestyle) la profundidad debe ser de aproximadamente 1,5 metros, un valor dependiente del caudal que baje por el Ésera en el momento de la competición.

La descripción de la obra indica que se prevé suavizar la superficie del río para considerar la posibilidad de daños a las embarcaciones. Una parte del proyecto es el de la ubicación de los obstáculos en el interior del cauce, que deben afectar a la velocidad y calado y generar las aguas bravas con distintas posibilidades de recorridos dentro del canal. Se realizarán también dos accesos rodados a la zona del canal, y tres accesos peatonales.

Comentarios