jaca

Las obras del futuro centro jacobeo adaptado en la casa Don Valero de Jaca prevén acabar en abril

El Centro de Interpretación en la planta baja es la primera fase del proyecto, que a futuro incluirá un espacio expositivo y otro para oficinas

obras casa Don Valero o Juliana Pétriz
Estado actual en el que se encuentran los trabajos dentro del edificio de la casa Don Valero

Siguen avanzando a buen ritmo las obras de rehabilitación del edificio denominado popularmente “casa Don Valero” o casa de Juliana Pétriz, ubicado en el número 31 de la calle Ramiro I de Jaca. Se va a construir un centro adaptado de interpretación del Camino de Santiago y los trabajos se encuentran en estos momentos en el interior de este céntrico inmueble. En esta primera fase se rehabilita el espacio que albergará el primer centro museístico de contenido jacobeo diseñado específicamente para llegar a personas con discapacidad. El edificio se proyecta accesible de acuerdo con las normativas española y francesa. El periodo de ejecución de esta primera fase es de diez meses por lo que su finalización está prevista para abril de 2019.

Este especial museo jacobeo forma parte de la red transfronteriza “Jacob@ccess”, cuyo objetivo es proporcionar y facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad a la cultura y el patrimonio de los territorios atravesados por el Camino de Santiago a ambos lados de la frontera entre España y Francia. Cuenta con una financiación de fondos europeos de desarrollo regional de más de 184.000 euros del importe total de ejecución, que asciende a más de 590.000 euros.

Los objetivos del centro de interpretación jacobea radican, principalmente, en contribuir a la recuperación de la tradicional notoriedad y del antiguo renombre del tramo aragonés del Camino de Santiago, de tanta importancia histórica para la consolidación del reino de Aragón en el siglo XI. Este tramo, parte final de la denominada vía tolosana, unía entonces Montpellier con Toulouse y pasaba por el Somport para desembocar en Jaca, donde se sumaba al resto de rutas que atravesaban los Pirineos.

El centro adaptado que acogerá la casa Don Valero, en la intersección con la calle del Coso, se encargará de recrear virtualmente, gracias a las tecnologías digitales, electrónicas e informáticas más avanzadas, los entresijos culturales de esta ruta jacobea, así como las experiencias sensoriales que emanan de su conocimiento. De esta forma se dirige a las personas que por sus limitaciones físicas o psíquicas no pueden comprobarlo personalmente. Este centro de interpretación quiere ser capaz de transmitir a sus visitantes las sensaciones que viven los peregrinos al recorrer esta parte del Camino que guarda tantos y tan valiosos tesoros del románico y del mozárabe.

La rehabilitación del edificio, en marcha desde el pasado mes de agosto, comprende la ubicación del centro adaptado de interpretación, incluido en el proyecto “Jacob@ccess”, en la planta baja y con funcionamiento independiente del resto del inmueble, donado al Ayuntamiento en herencia por los antiguos propietarios, a la muerte de Juliana Pétriz, con el fin de que albergara un museo para la ciudad. En la primera planta, con acceso independiente, están proyectadas otras instalaciones relacionadas con el Camino de Santiago como el centro de documentación digital y la sede de la Asociación de Municipios. En la planta bajo cubierta se proyecta un lugar expositivo. Todos los espacios del edificio serán accesibles y complementarán la función del centro de interpretación, permitiendo el desarrollo de variadas actividades divulgativas, expositivas e ilustrativas sobre el entorno jacobeo.

Las fases de la obra de rehabilitación del edificio se distribuyen por plantas. La ejecución del Centro de Interpretación en la planta baja es la primera fase del proyecto, la segunda incluye la construcción de las oficinas en la primera planta y la tercera fase corresponde al espacio expositivo de la planta bajo cubierta.

El Centro de Interpretación del Camino de Santiago tendrá entrada por la calle Ramiro I. El recorrido por el museo comienza con un holograma en el que la imagen de un peregrino explica la historia de la Vía Tolosana junto a una maqueta interactiva del Hospital de Santa Cristina. Por un pequeño pasillo, en el que se perciben aromas, sonidos, imágenes y otras sensaciones, se pasa a una sala donde una pantalla envolvente proyecta la repercusión del Camino en la historia de sus territorios y en la evolución de sus comunidades humanas. El centro se completará, además, con una zona de paneles y un espacio donde el contenido audiovisual podrá captarse con dispositivos que mostrarán la realidad virtual del escenario jacobeo. Los sistemas de sonido y locución estarán diseñados pensando en la recepción por personas invidentes y por personas con problemas auditivos. Mediante pantallas táctiles, podrán recorrerse tramos seleccionados del Camino y se podrá acceder a lugares elegidos, habitualmente cerrados, como el interior de San Juan de la Peña o las cubiertas de la catedral de Santiago, por ejemplo.

Comentarios