ribagorza

Las obras en la carretera de Espés descubren restos de una necrópolis medieval

Los trabajos no han parado, se ha acordado desviar unos metros el trazado de la zona afectada. Se espera que a primeros de mayo la obra esté concluida

Ribagiorza. Carretera de Espés
Las obras, adjudicada por algo más de 1 millón de euros, comenzaban en el verano de 2019

Las obras que se están ejecutando en la carretera de Espés, de alta montaña y que, en todo momento discurre a más de 1.000 metros de altura, proyecto promovido por Diputación Provincial de Huesca, deparaban, la pasada semana, un hallazgo inesperado, los restos de lo que podría ser, por el tipo de enterramiento, una necrópolis medieval. Este hecho va a afectar al desarrollo de la actuación, aunque se va a tratar, explicaba Joaquín Monesma, diputado responsable de obras, de minimizar al máximo las afecciones.

La empresa adjudicataria de estos trabajos notificó, hace unos días, a los servicios técnicos de DPH, la aparición de unos restos humanos, en lo que parecía un enterramiento. Monesma señalaba que se dio aviso a la Guardia Civil y a la Policía Judicial, que acordonó la zona, y a Patrimonio del Gobierno de Aragón. Un arqueólogo de la dirección general ha visitado, esta semana, la zona y ha notificado la aparición de cinco esqueletos.

YOUTUBEINTERACTIVO
Joaquín Monesma, diputado responsable de obras

El responsable del área añadía que, para minimizar las afecciones que pudiera tener este hallazgo sobre los plazos de la obra, con Patrimonio se estudió la posibilidad de desviar, unos dos o tres metros, el trazado de la zona afectada. La DPH contratará un arqueólogo para continuar estudiando el terreno por si pudieran aparecer más restos.

Monesma explicaba que urge acabar esta obra para ofrecer una alternativa de entrada y salida al valle de Benasque mientras continúan los trabajos de mejora en la N-260 entre Campo y Seira. El diputado añadía que se le ha pedido a la empresa adjudicataria que redoble esfuerzos para agilizarlas con la intención de, a primeros de mayo, ‘poder ofrecer ya un paso seguro y alternativo’.

Joaquín Monesma, diputado responsable de obras

Se está actuando en un tramo de 5,7 kilómetros, desde el puente de Rio Blanco para ensanchar la carretera, pasando de los 4 a los 5 metros de ancho con cuneta lateral pisable de hormigón, que supone 0,8 metros más.

Las obras de mejora también se centran en la apertura de los radios de algunas curvas, sobre todo en el primer tramo más sinuoso, y la longitud de los cruces en el barranco de Espés y algunos subsidiarios. La complejidad ded la obra pasa por las pendientes superiores al 12% o los barrancos que requieren, para salvarlos, terraplenos de más de 11 metros de altura. La obra se adjudicó por 1.049.784 euros y es la UTE formada por Hormigones del Pirineo y Horpisa Sobrarbe.

Esta actuación beneficia, especialmente, a once poblaciones, que suman apenas 280 vecinos. Se trata de Laspaúles, Neril, Suils, Villarué, Abella, Espés y Espés Alto, en el término municipal de Laspaúles, y Piedrafita, San Feliu de Veri, Buyelgas y La Muria, en el de Bisaurri.