salud pública

Leve incidencia de la gripe esta temporada

En la primera semana de 2022, hubo 3,9 casos por cada 100.000 habitantes, muy por debajo del umbral establecido

Gráfico de la incidencia de la gripe en Aragón estos años
Gráfico de la incidencia de la gripe en Aragón estos años


Aunque con cifras un poco más elevadas que el año pasado, cuando la gripe fue prácticamente inexistente en la provincia de Huesca, con semanas de invierno en las que tan solo se registraba un caso, en esta temporada otoño-invierno la incidencia también está siendo muy leve. Según el Boletín Epidemiológico de Aragón, desde el pasado 22 de noviembre, y a lo largo de siete semanas, se han registrado 219 casos de gripe en el Alto Aragón. La incidencia en la primera semana de este año se sitúa en 3,9 casos por cada 100.000 habitantes.

El máximo, 60 casos, se produjo coincidiendo con el final de año, en la semana 52 de 2021, cuando se notificaron 60 casos (esa semana, en Zaragoza no se detectó ningún caso). La pasada semana, del 3 al 9 de enero, los casos ya habían descendido hasta los 33.

Del 22 al 28 de noviembre hubo 22 casos de gripe en la provincia; del 29 de noviembre al 5 de diciembre, 20; del 6 al 12 de diciembre, 25 casos; el 13 al 19 de diciembre, 11; y del 20 al 26 de diciembre, 48. El año pasado, en estas mismas fechas se notificaba un caso o incluso ninguno cada semana.

El Boletín Epidemiológico de Aragón indica que, en la primera semana de 2022, la incidencia de gripe registrada en Atención Primaria en nuestra Comunidad Autónoma fue de 3,9 casos por cada 100.000 habitantes, situándose muy por debajo del umbral basal establecido para la temporada en 71,7 casos por 100.000 habitantes. Además, en los hospitales públicos de Aragón se registraron 22 urgencias por gripe (un 0,2% del total de urgencias atendidas), y fueron hospitalizados dos casos.

Desde el principio de la temporada, se han notificado en Aragón 527 detecciones de virus de gripe no centinela, de los que el 94% eran de gripe A.

Los responsables sanitarios advierten, en todo caso de que, en el contexto de la pandemia de COVID-19, los datos de gripe presentados deben interpretarse con cautela.