covid-19

Llamamiento a los ciudadanos de Jaca para extremar las medidas: "Son casos inconexos y hay hospitalizados jóvenes"

El alcalde llama a restringir los contactos al núcleo familiar y alerta sobre la virulencia del virus, con un hospitalizado de 34 años

Juan Manuel Ramón
Juan Manuel Ramón en los estudios de Radio Jaca

La capital de la Jacetania se sitúa en los 213 casos por cada 100.000 habitantes a catorce días, según informa el Portal de Transparencia.En las últimas cinco semanas se han contabilizado en torno a 38 contagios en el centro de salud de Jaca, y un alto porcentaje de ellos está ingresado (8 hospitalizados de los cuales 1 está en la UCI). Eso significa que el virus está siendo mucho más agresivo. Con esos datos, el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, llama a los ciudadanos a extremar las medidas de prevención de contagios. “Estamos en el momento de volver a pedir ser muy estrictos en nuestras relaciones sociales”, alerta.

Juan Manuel Ramón en los micrófonos de Radio Jaca

La capital de la Jacetania se sitúa en los 213 casos por cada 100.000 habitantes a catorce días, según informa el Portal de Transparencia. Tras la última reunión del comité de seguimiento de la covid-19 en la localidad, el alcalde alerta de una proliferación de casos “inconexa, de la que no se está consiguiendo seguir la trazabilidad, lo que significa que puede haber muchos casos asintomáticos” que no se están reflejando en las estadísticas oficiales.

Juan Manuel Ramón en los micrófonos de Radio Jaca

Juan Manuel Ramón añade a esta advertencia la “gran virulencia” de la cepa que está circulando en la ciudad. “Teniendo en cuenta el número de contagios, hay un alto porcentaje de hospitalizados” y algunos de ellos, añade, tienen tan sólo 34 y 35 años.

“Nos encontramos en un punto clave en el que tenemos que extremar las medidas sobre todo en el ámbito familiar. No tener contacto estrecho más que con nuestra familia y respetar las medidas”, recomienda el alcalde, de Jaca, que advierte que “no estamos mejor que estábamos, son que nuestros mayores están vacunados. (…) Nos podemos encontrar con un paso atrás, nuevas medidas restrictivas o vuelta atrás en aforos que supone un coste social y económico.”