consumo

Los comercios deberán indicar el precio de las bolsas de plástico desde el 1 de julio

El consumo actual de bolsas de plástico produce unos altos niveles de residuos dispersos, el objetivo es poder reducirlos

Bolsas de plástico
El objetivo es reducir el consumo de las contaminantes bolsas de plástico

A partir del día 1 de julio de este año, los comercios deberán informar a los consumidores del precio de las bolsas de plástico, puesto que estas dejan de ser gratuitas, así lo recuerda la directora general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Ros Cihuelo.

El consumo actual de bolsas de plástico produce unos altos niveles de residuos dispersos y supone, además, un uso ineficaz de los recursos disponibles. Previsiblemente, estos niveles no pararán de aumentar si no se toman las medidas adecuadas al respecto.

Con la finalidad de solucionar este problema, se aprobó en el ámbito de la Unión Europea una Directiva que se ha incorporado al ordenamiento español recientemente a través del Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre la reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores. El Real Decreto entra en vigor el 1 de julio de este año.

“Son varios los objetivos que se pretenden alcanzar: por un lado, la reducción del uso de las bolsas de plástico y, por otro, fomentar el reciclaje del plástico a través de un nuevo marcado en las bolsas para ofrecer las instrucciones de reciclaje, además de recopilar información sobre la efectividad de la medida”, detalla la directora general de Protección de Consumidores y Usuarios.

Desde la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios recuerdan que la directiva establece varias fechas clave que los consumidores tienen que tener en cuenta: el 1 de julio de 2018, el 1 de enero de 2020 y el 1 de enero de 2021.

“A partir del 1 de julio de 2018, se prohíbe la entrega gratuita de bolsas, a excepción de las muy ligeras que se entregan con los productos a granel o de las que tienen un 70% o más de plástico reciclado”, recuerda Ros Cihuelo.

Desde esa fecha, los comerciantes cobrarán una cantidad por cada bolsa de plástico que proporcionen al consumidor, basándose en unos precios orientativos entre los 5 y los 15 céntimos por bolsa. Asimismo, los comerciantes tendrán que informar a los consumidores de los precios establecidos, exponiéndolos en un lugar visible. Tendrán que incluir, además, una referencia al cumplimiento de las obligaciones recogidas en la directiva.

Las bolsas de un espesor inferior a 15 micras (destinadas a usos diferentes a los enumerados en la definición de bolsas muy ligeras del artículo 3d de la normativa) tendrán un precio de 5 céntimos. Aquellas con un espesor comprendido entre las 15 y las 49 micras costarán 15 céntimos, que es el mismo precio que tendrán aquellas de espesor igual o superior a las 50 micras. Finalmente, las bolsas con un espesor superior a 50 micras y con un contenido de plástico reciclado entre el 50%y el 70%, costarán 10 céntimos por unidad.

Comentarios