ALTO ARAGÓN

Más de dos millones de euros en daños 'catastróficos' en la provincia

Los ayuntamientos afectados por lluvias y granizadas recaban los daños para solicitar Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil

Desprendimiento en el acceso a Panillo
Desprendimiento en el acceso a Panillo

Caminos, plazas, explotaciones agrícolas y muchas carreteras son los principales escenarios afectados por las intensas lluvias y granizadas que durante los últimos meses se han producido en el Alto Aragón. La estimación suma ya dos millones de euros entre la treintena de reclamaciones de ayuntamientos que prevé la Diputación Provincial de Huesca (DPH) y aún hay consistorios siguen evaluando los daños que se han producido en sus términos municipales, por lo que el montante económico será mayor de lo previsto. 

El diputado provincial responsable de obras, Joaquín Monesma, señala que el objetivo de la solicitud de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil, lo que antes se denominaba Zona Catastrófica, es captar ayudas del Ministerio de Medio Ambiente para sufragar los gastos de reparación y acondicionamiento de las áreas afectadas por inundaciones y corrimientos de tierra.

MONESMA 1 CATASTROFE 06

Los desprendimientos de rocas se han sucedido continuamente en las carreteras de la provincia; el más aparatoso y con mayor afección en el territorio fue el deslizamiento de tierra en Monrepós, que obligó a cortar al tráfico durante una semana la N-330, la principal vía de acceso al Pirineo, de titularidad estatal. La solicitud de la DPH acumula los daños producidos en infraestructuras y bienes de los municipios y del Ejecutivo autonómico. Hay que recordar que hace tres años el valle de Benasque recibió ayudas del Gobierno central por las inundaciones que hubo en el territorio. En esta ocasión, la superficie afectada es mayor y se distribuye en diversos puntos de la provincia.

MONESMA 2 CATASTROFE

Los últimos desprendimientos de rocas se producían en la carretera de acceso al valle de Pineta en Bielsa, en los accesos a Panillo o a Acumuer y en la A-139, entre otras carreteras. Las granizadas especialmente en la zona de los Monegros dañaron numerosas explotaciones agrícolas. Son tan solo algunos de los ejemplos en el Alto Aragón, porque también hay consecuencias en plazas y calles públicas y en caminos rurales. Todo ello llevó a la Diputación Provincial de Huesca a aprobar por unanimidad esta semana la solicitud de la declaración como Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil.

A-139 Abril 18
Desprendimiento de rocas en la A-139 el pasado mes de abril; al fondo el túnel de Santaliestra

José Luis Gállego, Diputado por el PSOE en la DPH
GALLEGO 1 CATASTROFE 03

José Antonio Lagüéns, portavoz PP en la DPH
LAGUENS 1 CATASTROFE 03

Luis Estaún, portavoz del PAR en la DPH
ESTAUN 1 CATASTROFE 03

Luis Arduña, portavoz de Cambiar Huesca en la DPH
ARDUÑA 1 CATASTROFE 03

La DPH incide especialmente en las afecciones tanto en la zona pirenaica como en la parte del centro y sur de la provincia oscense en diferentes carreteras. Muchos accesos a núcleos han sufrido desprendimientos o arrastres ocasionados por las precipitaciones. Se debe tener en cuenta asimismo los daños ocasionados en el sector de la agricultura y ganadería con zonas inundadas, caminos destrozados, accesos a fincas en malas condiciones para el ganado o maquinaria agrícola y otras cuestiones. Por eso desde la institución provincial consideran que es necesaria una actuación urgente en todas aquellas carreteras estructurantes de la provincia, tanto de titularidad municipal como autonómica. 

Grietas en la calzada en Acumuer
Grietas en la calzada en el acceso de Acumuer
Comentarios