medio rural

Los ganaderos de la ADS Santa Orosia piden tener voz en los cambios de normativa para granjas de porcino

Califican de "desafortunadas" las decisiones de los ayuntamientos de restringir la normativa para nuevas instalaciones porcinas

ADS Santa Orosia
Asamblea ADS Santa Orosia

En la última Asamblea general de la Asociación de Defensa Sanitaria Santa Orosia de Jaca, el pasado 5 de junio en Jaca, se debatió sobre las restricciones que algunos Ayuntamientos han puesto en marcha relativas a la instalación de granjas de porcino. Consideran que muchas de estas decisiones están basadas en "falsedades", argumentan que sus ganaderos cumplen con todos los requisitos que establece la normativa y solicitan que se les escuche a la hora de tomar este tipo de decisiones.

Desde la Asociación de Defensa Sanitaria Santa Orosia de Jaca explican que todos los socios son ganaderos de la zona y que "por lo tanto su mayor preocupación es el correcto mantenimiento de las condiciones sanitarias y sociales". Por eso no se sienten identificados con las voces contrarias al sector de producción ganadera, que "quizás en otros lugares no cumpla estos requisitos, pero que es la idiosincrasia dentro de este ADS."

Aseguran que "ya hace unos años" ofrecieron su experiencia técnica tanto a los Ayuntamientos como a las Comarcas que conforman su territorio de trabajo, pero que "desgraciadamente, y ni en casos en los que se están planteando modificaciones de los PGOU que afectan al sector," los consistorios no han contactado con ellos. El caso más reciente, explican, es el del Ayuntamiento de Sabiñanigo, "en el que se está planteando la prohibición absoluta de licencias para la instalación de nuevas granjas de ganado porcino en todo su término municipal". La consideran una medida "desafortunada" y aseguran que se justifica "en una serie de falsedades, o, en el mejor de los casos, verdades a medias, que trasladan una imagen completamente distorsionada y equivocada de su profesión en nuestras comarcas".

Es por ello que desearían participar en todos los debates que puedan generarse al respecto, y ofrecen a los sectores sociales interesados "su disposición a que conozcan la realidad de sus granjas y comprueben cómo se cumplen totalmente las exigencias de las normativas". Todo ello para garantizar que el consumidor tenga un alimento en perfectas condiciones higiénicas, que los animales se manejan con total bienestar, y que la gestión de sus residuos es conforme a la Ley, cuidando el Medio Ambiente.

Comentarios