pirineo

Los grupos ecologistas señalan directamente al Gobierno de Aragón por la crisis en torno al oso

Recuerdan que las autonomías están bligadas a cumplir con la normativa y que la reintroducción no supone "ninguna amenaza” debido a su bajo número

osos en el valle del aspe
Imagen de archivo de un oso en el valle del Aspe

Los grupos ecologistas consideran que el Gobierno de Aragón no está cumpliendo con sus obligaciones en materia de medio ambiente, conservación y protección de una especie en peligro de extinción que es el oso. Aseguran que el propio ejecutivo les propuso, al inicio de la legislatura pasada, el apoyo a la reintroducción de osos en Aragón y ahora, añade, solicita a otros gobiernos, que sí cumplen con la normativa ambiental, que abandonen programas para salvar una especie amenazada. Recuerdan que hay una normativa ambiental de obligado cumplimiento por las autonomías y que su reintroducción “nunca va a suponer ninguna amenaza a ningún sector” debido a su bajo número.

Los grupos ecologistas señalan como único responsable de la crisis generada en torno al oso, al Gobierno de Aragón, “que ha desarrollado una gestión nefasta provocando aumentar todavía más la crispación del territorio y solicitan responsabilidades políticas. Es probable que la falta evidente de apoyo de la ganadería extensiva en Aragón, quiera ser escudada ahora con un posicionamiento en contra del programa de recuperación del oso en el Pirineo, pero la realidad es que los ataques de oso tienen un carácter puntual y los problemas verdaderos de la ganadería extensiva nunca han sido abordados por el Gobierno de Aragón.”

En opinión de estos grupos ecologistas, el Gobierno de Aragón “relegó hace tiempo a la ganadería extensiva a un plano inferior en la financiación del Plan de Desarrollo Rural, invirtiendo el presupuesto en infraestructuras rurales en las zonas que ya tienen capacidad económica para sacar adelante sus propias explotaciones”. Reconocen el papel de la ganadería extensiva como actividad que “proporciona un beneficio ecosistémico muy importante”. También que son explotaciones “que no son rentables económicamente y aseguran que han sido claramente abandonadas por los sucesivos gobiernos autonómicos.

A esto, añaden, se suma la incapacidad del Gobierno de Aragón para dar una solución al grave problema del Lindano (que sitúa a Aragón como uno de los puntos más contaminados en Europa), el apoyo a las granjas de porcino en intensivo sin avanzar hacia una solución a la contaminación generada, la creación de miles de nuevas hectáreas de regadío y el impacto ambiental que supone no cumplir con la normativa ambiental, no aprobar planes de conservación de especies amenazadas o no aprobar planes de gestión de la Red Natura 2000, a pesar de las advertencias de Bruselas, que están perfectamente redactados desde hace dos legislaturas.

Todo ello, explican, les lleva a un análisis crítico de la gestión de la Consejería y a “solicitar de los nuevos equipos de trabajo del Departamento, un esfuerzo especial por generar espacios de encuentro entre todos los grupos sociales que posibiliten el equilibrio entre los intereses productivos y los de la propia naturaleza que constituye su soporte.”

Los grupos ecologistas que suscriben esta petición son: Ecologistas en Acción, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO/BirdLife Amigos de la Tierra, Fondo Natural, y WWF-España.

Comentarios