Los mayores internados en una residencia volverán a poder ver a sus familiares a partir de este lunes

Se extremarán todas las precauciones para que el virus no vuelva a entrar en los centros

La residencia "Los Monegros" de Grañén cierra sus puertas hasta que finalice el confinamiento
La residencia "Los Monegros" de Grañén.

Los usuarios de residencias que no hayan tenido ningún caso en toda la pandemia o en los últimos 28 días, podrán recibir visitas a partir de este lunes. Eso sí, se harán con cita previa, serán de una hora como máximo de duración y con el material de protección pertinente.

Algunas residencias de la provincia de Huesca ya han dicho que serán muy prudentes ante esta nueva medida y reducirán el tiempo de visita para evitar asumir riesgos.

En la residencia Monegros de Grañén, por ejemplo, las visitas serán individuales y solo de 25 minutos con equipo de protección individual para visitante e interno. Y, por supuesto, sin contacto físico.

Explica la directora del centro que ha sido muy duro gestionar la pandemia, ya que las trabajadoras se confinaron con los internos con el fin de evitar contagios. Ahora no quiere que el esfuerzo realizado se venga abajo.

En la orden del Gobierno de Aragón se permiten también paseos, aunque las condiciones en cuanto a horarios y duración las definirán los municipios en los que se ubiquen los centros residenciales. Se pone también en marcha de nuevo el servicio de peluquería, de fisioterapia u otros que se puedan plantear.

Igualmente, los centros Covid-19, que se abrieron al inicio de la pandemia en todo Aragón para ingresar a los pacientes que no requerían hospitalización, como el de "La Abubilla" de Yéqueda, continuarán abiertos por si se diera un futuro brote y seguirán siendo gestionados por el Gobierno de Aragón.

Por otro lado, se va a diseñar un sistema de alerta inmediata para aquellos casos posibles que puedan surgir en las residencias, se va a mejorar la prestación sanitaria a través de la atención primaria y se realizarán planes de contingencia más exigentes, de forma que las residencias deberán hacer un dibujo muy claro de cuál es la situación de la residencia y cómo establecer el mejor modelo para evitar contagios. También se les dará una mejor formación a los empleados en materia Covid. Toda la información se publicará en una orden en el BOA y entrará el vigor el próximo lunes.

Comentarios