tradiciones 

Los nabatas de Sobrarbe no descenderán el río Cinca este año

La edición número 36 se trasladará a 2021 por coherencia y responsabilidad ante el actual Estado de Alarma por la pandemia de la covid-19

Nabatas
El descenso de nabatas por el río Cinca no se celebrará este año. 

La Asociación de Nabateros del Sobrarbe no realizará este año las jornadas nabateras quedando así pospuesto el descenso para el 2021. Un año más, y con este ya hubieran sido treinta y seis, las nabatas (almadías) deberían surcar el día 24 de mayo las frías y bravas aguas del río Cinca en el Pirineo oscense, pero ante el actual Estado de Alarma ocasionado por la pandemia de la covid-19 se ha decidido que esta fiesta se posponga al próximo año por “coherencia y responsabilidad”.

Uno de los actos previstos era el homenaje a Mariano Pallaruelo, uno de los últimos nabateros sobrarbenses de profesión y maestro del oficio, que fallecía recientemente.

En 1983, Mariano Pallaruelo junto a sus dos hermanos y un elenco de nabateros de oficio se convirtieron en auténticos maestros, sin pupitre ni pizarra, y desde ese instante y año tras año trasmitieron sus conocimientos del oficio y sus experiencias vividas a las nuevas generaciones. El 23 de abril de 2016 se realizó en el Museo Pinzana de Monzón a orillas del río Cinca un sencillo y emotivo acto de homenaje a este ilustre nabatero.

Una nabata con el nombre de Mariano y un panel explicativo del oficio fueron los elementos nabateros que dieron más fuerza si cabe en la charla “Los hombres del río Cinca” en la que su sobrino Severino Pallaruelo, buen conocedor de la historia y tradiciones del Sobrarbe, detalló el trabajo de los nabateros, el duro viaje de Laspuña a Tortosa, la complicación de pasar el congosto del Entremón en Mediano, los volúmenes de troncos, la cuantía de los jornales y otros detalles del "negocio maderero".

Nabatas en el Cinca

La tradición nabatera del Cinca con el transporte de los troncos de madera por el río desde el Pirineo hasta Tortosa en el Mediterráneo, se remonta al siglo XV época en la que ya se encuentran los primeros documentos escritos sobre esta peligrosa profesión.

Las nabatas, hoy en día, se han convertido en un importante reclamo turístico que atrae numerosos visitantes a la Comarca de Sobrarbe, constituyéndose en uno de los acontecimientos turísticos y sociales más importantes que hace referencia a la tradición y cultura de la comarca. Habiendo sido reconocido como Fiesta de Interés Turístico y Bien de interés cultural inmaterial por el Gobierno de Aragón.

Comentarios