montaña

Los refugios de montaña abrirán sus puertas el día 22 de junio

La reapertura conllevará limitaciones de aforos en alojamiento y espacios de uso común, además de la eliminación de algunos servicios habituales

refugio de Bachimaña
Los refugios están preparados para recibir a los montañeros

Durante estas últimas semanas se ha trabajado conjuntamente con los guardas para preparar cómo será esa reapertura, cuya fecha se ha fijado para el lunes 22 de junio, coincidiendo con el programado fin del proceso de desescalada, según ha informado la Federación Aragonesa de Montañismo.

A partir de las directrices marcadas para los albergues tanto por el Ministerio como por el propio Gobierno de Aragón, se ha desarrollado un Plan de Contingencia propio, adaptado a las características de la red de refugios y albergues de montaña de la FAM, y que define todos los condicionantes, protocolos y medidas a tomar para hacer la estancia en los refugios satisfactoria y segura. 

Las más importantes y que afectan directamente a los usuarios afectan a las plazas de alojamiento, cierre de cocinas libres, servicio de alojamientos y desayuno, uso obligatorio de mascarilla en las zonas de uso común o seguir unas pautas de convivencia, entre otras cuestiones.

Sergio Rivas (Responsable de Refugios de la FAM)
RIVAS 1 REFUGIOS 29

No obstante, indican, "nos hemos visto obligados a tomar diversas medidas que, sin ser de nuestro agrado, sí entendemos que en base a las normas sanitarias actuales son obligadas”. Es muy importante que “todos aquellos que realicen reservas en los refugios para este verano las conozcan antes de acceder a ellos, así como que las compartan con todos los componentes de su grupo. Vamos a poner diferentes medios para difundir esta información entre los que reserven plaza en los refugios (web, mail, sms…), pero es muy importante que se difundan y conozcan entre todos los que quieran hacer uso de los refugios”.

Entre las medidas que se han adoptado destaca que debido a las importantes limitaciones en el número de plazas de alojamiento y el cierre de las cocinas libres, el servicio mínimo en los refugios sin acceso en coche será media pensión y en los de acceso con vehículo será alojamiento y desayuno”.

Además es necesario determinar una persona responsable por cada grupo, de cara a tener un solo interlocutor al que el guarda dé la entrada al refugio y le explique todas las nuevas normas de funcionamiento una vez en él”.

Es obligatorio el uso de la mascarilla en todas las zonas de uso común del refugio y los refugios no contarán con calzado de descanso de uso común, es obligado que cada uno lo lleve consigo.

Los refugios no contarán con mantas en las habitaciones, hay que prever por tanto llevar un saco de dormir pensado para no pasar frío y no contarán con almohadas en las habitaciones. Además, una vez en el refugio, será necesario seguir una serie de pautas de convivencia pensadas para evitar aglomeraciones, mantener un entorno de uso común limpio y posibilitar un servicio de comidas ordenado y con las medidas sanitarias adecuadas.

Más que nunca, “pedimos que se sigan y cumplan las indicaciones que nos puedan dar los guardas en cada momento. Desde la FAM pedimos comprensión y colaboración a los montañeros que hasta los refugios se acerquen. Si todos somos responsables y cumplimos con estas medidas de seguridad, conseguiremos que los refugios puedan funcionar y prestar el servicio que tantas posibilidades deportivas nos abre, y hacerlo además de forma más segura”.

Además, agradecen desde la FAM “a las guarderías de nuestros refugios, por todo el esfuerzo y trabajo que durante esta difícil primavera han realizado, por velar y mantener los refugios en perfectas condiciones, por su disposición a adaptarse a las nuevas y complicadas conductas de trabajo y por sus ganas de poder prestar de nuevo el servicio desde los refugios”.

El mensaje de optimismo es que a partir del día 22 “volveremos a estar abiertos, y esperamos con muchas ganas a todos aquellos que quieran acercarse de nuevo a disfrutar de nuestras montañas”, concluye el comunicado.

Comentarios