SUCESOS

Los rescates en montaña se multiplican durante el verano

Los especialistas de la Guardia Civil realizaron hasta doce rescates a lo largo de la pasada semana

Rescate
Uno de los rescates efectuados durante la semana pasada

La Guardia Civil efectuó doce rescates a lo largo de la anterior semana. Afortunadamente no hubo que lamentar ningún fallecimiento; en su mayoría fueron daños personales sin gravedad.

El más llamativo fue el de un alemán de 66 años que estuvo desaparecido durante cuatro días en el valle de Benasque. Una persona que estaba en la zona recreativa municipal vio una luz moverse en la zona inferior del barranco de Sacs este pasado sábado y al acercarse escuchó gritos y un silbato por lo que avisó de ello a la central y los especialistas pudieron localizar y rescatar al hombre que surfió una caída y se vendó él mismo la cabeza, cogió de su mochila una pequeña linterna, un silbato y un forro polar, para continuar el descenso arrastrándose y agarrándose a la vegetación. Se le trasladó al hospital de Barbastro donde se recuperaba favorablemente.

En la misma jornada de sábado se rescató a una senderista que había sufrido una caída y sufrió un esguince de tobillo mientras realizaba una ruta circular conocida como Borda Chimenea, en el término municipal de Ansó. Se trataba de una mujer de 66 años vecina de Zaragoza que fue al hospital comarcal de Jaca.

Por otro lado, una persona con una posible fractura abierta en la pierna derecha en la parte final de un barranco, conocido como Barrasil, término municipal de Bierge (Huesca). La persona que realiza el aviso se trata de un acompañante del grupo de la mujer que ha sufrido el accidente, grupo no guiado, que se encontraba realizando dicha actividad conjuntamente como acceso a una zona de escalada conocida como La Piscineta. La persona rescatada es una mujer de 27 años vecina de Barcelona.

Más tarde, un senderista había sufrido un posible esguince o fractura de tobillo, al resbalar por una zona de pendiente con tierra y hojas mientras iba por una senda entre la zona de Picauve y Coll de Ladrones, t.m. de Canfranc (Huesca), y que debido al dolor no podía continuar. Se le trasladó hasta el centro de salud de Canfranc, y de allí con su vehículo particular en compañía de familiares a un Hospital de Zaragoza para pruebas diagnósticas. La persona rescatada es un varón de 51 años vecino de Zaragoza.

La jornada no había terminado ahí; mientras se estaba realizando un rescate, se recibió llamada de la Central 062 de la Guardia Civil de Huesca indicando que tres personas de nacionalidad francesa, una de ellas menor de edad, se encontraban extraviadas, presentando uno de ellos una posible lesión de rodilla en la zona del Embalse de Santa Ana (t.m de Baldellou). Los especialistas les trasladaron a Baldellou donde tienen su domicilio en España. El médico del 061 diagnosticó un esguince leve de rodilla a uno de ellos, recomendándole cuidados domiciliarios no precisando más pruebas. Las personas rescatadas son dos varones de 25 y 15 años y una mujer de 23 años con residencia en Francia.

Poco antes se recibió llamada en la Central 062 de la Guardia Civil informando que una senderista que realizaba la ruta GR 11 desde el Refugio de Lizara, al llegar al lugar conocido como Majada de Gabardito (t.m de Canfranc) se había tropezado doblándose el tobillo derecho no pudiendo continuar la actividad. Se activó inmediatamente a especialistas de la SEREIM de Jaca, en vehículo todoterreno para acceder por la pista forestal que accede desde Villanúa hasta el lugar donde se encontraba la accidentada. Una vez en el lugar, se localizó a la persona accidentada, un vecina de Soria de 48 años, inmovilizándole la pierna derecha con una férula e introduciéndola en el vehículo oficial para su posterior traslado hasta el Hospital de Jaca para pruebas diagnósticas.
El viernes también se produjeron dos intervenciones. Una mujer alemana de 46 años que se encontraba en el Refugio de Cap de Llauset (t.m de Montanuy) después de pasar la noche con un tobillo lesionado, sufriendo dolores y que le imposibilitaba andar fue rescatada y evacuada a la helisuperficie de Benasque.

También en esa jornada de viernes una mujer de 37 años vecina de Coslada se encontraba inconsciente por una supuesta insolación en el Refugio de la Renclusa (t.m de Benasque). Acudieron los especialistas y fue evacuada a la helisuperficie de Benasque.

La época estival hace que también haya que estar alerta durante el resto de la semana. El pasado 10 de julio, dos senderistas que se encontraban en el PR que va desde la localidad de Betesa (t.m de Arén) hasta la ermita de Santa Eulalia comunican que uno de ellos se encontraba mareado y decía cosas sin sentido, por lo que no podían continuar por sus propios medios. Al llegar a la zona, tras un apoyo de la aeronave bajaron los especialistas para iniciar la búsqueda a pie. Tras dar una nueva ubicación, se localizó a los dos senderistas en una zona conocida como Casa Pallás, bajando del helicóptero el médico que, al acercarse a la accidentada para realizar una primera valoración, ésta comenzó a realizar aspavientos con actitud agresiva, indicando que no necesitaba nada y que bajaba sola. Ante esta circunstancia, resultaba imposible subirla a la aeronave y denegar expresamente la atención médica, se decidió que los especialistas del GREIM acompañasen a la senderista hasta su vehículo para intentar allí la valoración médica. Nuevamente volvió a denegar la asistencia médica, mostrando una actitud poco colaborativa con el equipo de rescate por lo que decidió abandonar el lugar aconsejando a su acompañante que en todo caso se pusiera en contacto con el 112 o acudiesen a un Centro de Salud. Las personas rescatadas es un varón de 67 años (ileso) y una mujer de 65 años (auxiliada) de nacionalidad francesa.

Por último el pasado 9 de julio un senderista que se encontraba en las inmediaciones del Pico Tuca (t.m de Aisa) se había extraviado y que la meteorología en la zona es niebla muy cerrada y que le daba miedo continuar la marcha, ya que no lograba ver nada y había encontrado varios neveros. La persona rescatada era un varón de nacionalidad alemana.

Y en otro suceso el mismo martes una senderista vecina de Madrid de 53 años había sufrido una lesión en su tobillo que le impedía continuar la marcha en la Senda Las Colladetas (t.m de Benasque). Los especialistas la introdujeron en una camilla siendo trasladada hasta un lugar donde fue transferida a una ambulancia con destino al Hospital de Barbastro para pruebas diagnósticas.

Comentarios