salud pública 

Los residentes de “Las Huertas” llaman a la tranquilidad con un mensaje de ánimo

Los usuarios asumen los cambios de buen grado e inciden en el buen trato que reciben

residencia coronavirus
Elena Ballabriga y Jesús Mayayo desde su confinamiento.

Los habitantes de la residencia municipal de “Las Huertas” asumen con buen ánimo los cambios que se han adueñado de la tranquilidad de su hogar en las últimas semanas. El centro se ha dividido en varias zonas completamente independientes para minimizar los estragos del coronavirus en caso de contagio entre sus usuarios. Una transformación que muchos de ellos acogen con intranquilidad, pero sin dejar de lado el buen humor y el optimismo como Jesús Mayayo, un residente de 74 años de edad.

La residencia sigue con su vida diaria con muchas más medidas sanitarias y de seguridad. Siguen las rutinas, pero con sus residentes repartidos entre las tres plantas que posee el edificio, la primera y tercera para aquellos usuarios válidos y la segunda para los residentes que precisan muchos más cuidados ante su situación de dependencia.

“Son cambios importantes que les afectan”, asegura la Asistente Social, Elena Ballabriga, que incide en lo que duro que es que los residentes no reciban visitas o no puedan compartir los espacios comunes con sus compañeros. Unos cambios de los que se les ha informado debidamente y desde el aliento de cara a combatir los envites del coronavirus.

Escuchamos a la Asistente Social, Elena Ballabriga. CORTE BALLABRIGA LAS HUERTAS

Un ejemplo de optimismo y positivismo es Jesús Mayayo de 74 años de edad. Hace cuatro meses llegaba a la residencia de “Las Huertas” donde ya es uno más “con una gran acogida por parte de todos”. “Intento estar alegre para los demás y transmitirles ánimo positivo”, afirma este residente que valora de manera muy positiva los cambios que se han realizado para evitar contagios entre los usuarios.

Jesús Mayayo es uno de los residentes del centro. CORTE MAYAYO LAS HUERTAS

“Yo estoy decidido a hacer todo lo que pueda para que esto acabe lo antes posible”, subraya el residente a la hora de hablar de la crisis del COVID-19. Jesús Mayayo con una voz vital hace un llamamiento a la tranquilidad de familiares y sociedad en general, “estamos bien, estamos muy bien atendidos. Esto pasará tarde o temprano”, concluye.