candanchú

Los trabajadores abogan por una solución "con participación pública, apoyo de los empresarios de la zona, tasas..."

Piden una solución a largo plazo para sus más de 180 trabajadores en temporada alta

Base de la estación de Candanchú este viernes, 27 de noviembre
Base de la estación de Candanchú

El Comité de Empresa (con representación por CC.OO. y U.G.T.) de Explotaciones Turísticas Candanchú, reunido con las y los trabajadores en asamblea, han hecho público un comunicado en el que piden una solución a futuro para la viabilidad de una estación “que sólo se puede considerar rentable si se cuenta con la repercusión en la zona”. Piden reuniones tanto con la empresa propietaria, Ibernieve, como con diferentes consejerías del Gobierno de Aragón y los alcaldes de la zona, y proponen “otros modelos que han demostrado ser más eficaces: con participación pública, apoyo de los empresarios de la zona, tasas...”

La actual situación, consideran, es consecuencia de “una falta de proyecto y planificación, tanto del sector de la nieve en Aragón, como de nuestra empresa en particula”, y creen que la solución no pueda pasar por “inyectar algo de dinero a una empresa privada para poder abrir un invierno y seguir con el problema”.

Comunicado a 28 de julio de 2021:
La noticia de la no apertura de la estación, si bien esta acelerada por la actual crisis sanitaria, es consecuencia de una falta de proyecto y planificación, tanto del sector de la nieve en Aragón, como de nuestra empresa en particular.

Estamos hablando de un sector estratégico que es el principal motor económico, durante muchos meses, de gran parte de este territorio. Un territorio forma parte de la tan nombrada "España vaciada". Con pueblo y paisajes que, a pesar de todo su encanto, no consiguen ser una zona atractiva para atraer y mantener la población.

Desde que, en el año 2012, la empresa entrara en concurso de acreedores, se ha ido empobreciendo y desgastando una marca turística antes referencia en deportes de invierno. Todo debido a esa falta de proyecto. Las y los trabajadores hemos sufrido esa caída de calidad en los empleos. Llegamos a estar 7 nominas sin cobrar, hemos padecido varios ERTEs, carencias materiales y de personal que se hace más grave si nos comparamos con las otras empresas del sector. Hemos realizado un esfuerzo por mantener este proyecto en pie. Para las personas que trabajamos, y vivimos, en el valle es nuestra vida.

La plantilla directa puede parecer (en la tierra baja) algo ridícula. Somos 30 personas fijas con trabajo de 12 meses y algo más de 150 que se suman en temporada de invierno, como plantilla directa. A éstos añadimos la plantilla de la otra empresa de Candanchú (con las y los monitores de esquí) y los empleos indirectos que son, en su mayor parte del sector turístico. Con lo que el cierre provoca un impacto brutal en la economía de estos valles.

Queremos remarcar que una estación de esquí es una gran inversión de instalaciones, maquinaria y personal en un terreno duro y difícil. Sabemos que sólo se puede considerar rentable si se cuenta con la repercusión en la zona. Por eso queremos plantear otros modelos que han demostrado ser más eficaces: con participación pública, apoyo de los empresarios de la zona, tasas...
La solución, si apuesta por la viabilidad de la empresa, no pasa por inyectar algo de dinero a una empresa privada para poder abrir un invierno y seguir con el problema. Tampoco ayuda la competencia a la que se nos fuerza por las otras dos empresas del sector.

Si queremos mantener la vida en el Pirineo hay que hacer un esfuerzo y llegar a entendimientos. Desde aquí pedimos a los propietarios y a todos los agentes implicados llegar a una solución. Somos mucho más que unos números en una columna. Se trata de apostar por el futuro de unos valles y un espacio del que todo el mundo pueda disfrutar.

La plantilla y el Comité solicitamos reuniones urgentes con el Consejo de Administración de la empresa. También con la Consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón Menal, con el Vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga López, con el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia Ferrer, así como los alcaldes de la zona.
También consideramos nuestra participación indispensable en los encuentros y negociaciones que pueda haber entre las partes. Nos consideramos parte muy importante para poder dar nuestra opinión y aportar nuestras ideas coma conocedores, de primera mano de la situación
La estación lleva parada muchos meses. Todas las revisiones y mantenimientos están sin empezar. Un año normal nos hace estar justos, ahora estamos perdiendo la mejor época en la montaña para los trabajos. A esto hay que sumar la más que segura reducción de plantilla especializada, ya que compañeros y compañeras han buscado estabilidad en otras empresas, en otras localidades, pensando en sus familias, como es lógico. Cuando la estación se reactive habrá que valorar los recursos y las posibilidades.

Insistimos que es necesario un plan estratégico del sector de la nieve. A futuro, con el que poder mantener a las poblaciones en esta zona por la que sentimos tanto orgullo. Desde aquí queremos dar ánimo a toda nuestra gente afectada. La plantilla luchará para sacar esto adelante. Vamos a plantear movilizaciones según avancen las noticias.