circulación

Los transportistas critican el quebranto económico y de tiempo que supone el cierre del túnel de Bielsa-Aragnouet

Buscar otra salida a Francia desde el Sobrarbe puede suponer entre 3 y 4 horas más

Túnel de Bielsa
Túnel de Bielsa-Aragnouet, en la actualidad cerrado al tráfico.


El cierre al tráfico del túnel de Bielsa, donde está prohibido el tránsito de todo tipo de vehículos, está afectando de forma muy especial al transporte de mercancías por carretera, que podría considerarse como el principal sector damnificado. El transporte por este túnel no es de largo recorrido, sino más bien localizado. Por ello, el tener que buscar otros trayectos para salir del territorio está causando numerosos problemas.

El responsable de la Federación de Transporte de Mercancías, Fernando Callizo, recordaba que para ir hacia Francia se alargan mucho los kilómetros y hay muchas dificultades, por ejemplo para encontrar servicios de hostelería para los transportistas o para su aseo personal. 

El paso por el Somport está abierto y garantizado, pero ir hasta allí desde la zona del Sobrarbe es un esfuerzo y quebranto demasiado grande. Callizo indica que el transporte por Bielsa es el paso natural para muchos de los que atraviesan el Pirineo, y buscar cualquier otro punto de salida les lleva entre 3 y 4 horas más. 

Además, no entienden la decisión del cierre, puesto que si las mercancías tienen una libre circulación entre los países, y estas tienen que pasar por un sitio u otro, no tiene sentido que la frontera tenga restringido el paso por un lugar concreto.

El paso por el Portalet también está cerrado a cualquier tipo de tráfico, pero por allí la circulación es mucho más restringida y relacionada con el turismo.

Los transportistas esperaban que el túnel de Bielsa-Aragnouet se reabriera hace ya unos días, pero el decreto prefectoral que ordena este cierre sigue manteniéndose.

Comentarios