SOCIEDAD

Los veterinarios nombran presidente de honor a Juan José Badiola en la festividad de su patrón

Badiola decía que “los colegios veterinarios, si no existieran, habría que inventarlos”

Badiola
Badiola junto con representantes del Colegio de Veterinarios de Huesca

Juan José Badiola recibía este domingo en Sariñena la insignia como presidente de honor del Colegio de Veterinarios de Huesca. Este catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Zaragoza y ex presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España reflexionaba sobre el papel de estos organismos, en el sentido de que son “muy importantes como lugar de reunión del colectivo veterinario”.

Badiola incidía sobre la necesidad de la existencia de los colegios profesionales veterinarios, señalando que representan a la profesión, velan por la ética profesional, garantizan un buen servicio a los usuarios, y ayudan en la formación continua de los profesionales con el fin de estar al día en conocimientos y técnicas. Asimismo se mostraba muy orgulloso por este reconocimiento y valora el trabajo que hacen los profesionales veterinarios en la provincia de Huesca, un territorio marcadamente ganadero: “Hay muchos y buenos veterinarios”.

Era en el transcurso de la fiesta patronal de este colectivo con motivo de San Francisco de Asís. Recibía esta insignia de manos del presidente del Colegio de Huesca, Fernando Carrera.
El programa de actos de la fiesta del Colegio de Veterinarios de Huesca incluyó una misa en la Iglesia Parroquial de San Salvador, en Sariñena; una visita guiada a La Cartuja de las Fuentes; y una comida con múltiples reconocimientos.

Se entregaba a Alberto Morillo el XXII Premio Francisco La Reina, y a la Asociación Banco de Alimentos de Huesca la subvención del 0,7 por ciento.

Alberto Morillo se licenció en Veterinaria en Zaragoza y se hizo doctor por Lérida. Es máster en Nutrición Animal por la UPC, diplomado en Estadística Aplicada a las Ciencias de la Salud, y diplomado por la UOC en Dirección General de Empresas.

Reconocía estar más ilusionado por el premio que le entregaba el Colegio de Veterinarios de Huesca que por cualquiera de los títulos citados.

Desde el punto de vista profesional Alberto Morillo estuvo en Bayer como nutricionista; es asesor de productores, fabricantes de piensos y farmacéuticos; fundó Tests and Trials; y ha sido director de Smithfield Foods en Polonia, y director de nutrición de Smithfield Foods en Rumanía.

Comentarios