alto aragón

"Mantener la escuela abierta da mucha vida al pueblo"

En un contexto de envejecimiento y despoblación, contar con escuelas abiertas permite que los jóvenes puedan quedarse en el territorio

Tolva
La localidad de Tolva tiene su escuela abierta

Para que los pueblos más pequeños puedan tener vida, necesitan servicios. Además de buenas comunicaciones o conexión a Internet, sin duda que contar con niños en edad escolar, y las escuelas abiertas, se convierte en un factor importante para que parejas jóvenes se puedan instalar en el territorio.

En el Alto Aragón existen en la actualidad un total de 11 centros abiertos con seis alumnos o menos. Hay precisamente seis escuelas con otros tantos alumnos. Cuatro con cinco en Laluenga, Saravillo, Sesa y Tolva; y un caso como el de Villanueva de Sijena que tiene tres alumnos.

En 2016 volvió a abrir la escuela en Bielsa y se ha mantenido durante este curso. Y es que contar con este servicio en algunas localidades facilita que haya familias que no tengan que salir a otras localidades con más población, pero sobre todo, da mucha vida, según explicaba el alcalde de Sesa, Jesús Pérez.

El Gobierno de Aragón financia este curso el profesorado de las escuelas infantiles (periodo de 0 a 3 años), convenios que permitieron la apertura en septiembre de este pasado año las escuelas de Villanueva de Sijena y Sodeto.

Educación ha mantenido ese compromiso con la escuela rural, y por tercer curso, mantenía en cuatro la ratio mínima para mantener abiertos los centros, aunque hay casos en los que hay tres escolares que se estudian con las familias y los ayuntamientos, para permitir de esta forma que se mantengan abiertas.

Comentarios