ciencia

María Josefa Yzuel, reconocida en el mundo científico y ahora, también, en su provincia

La jaquesa recibe con "muy emocionada" y como una responsabilidad que un edificio de Walqa lleva su nombre

María Josefa Yzuel
María Josefa Yzuel

María Josefa Yzuel (Jaca, 1940) fue la primera mujer en que consiguió una plaza universitaria en el área de Física. Fue en 1971 y desde entonces ha colaborado en múltiples avances científicos relacionados con el ámbito de la óptica, lo que le ha llevado a ser reconocida con la Medalla de Física de la Real Sociedad Española de Física. Es Hija Predilecta de Jaca y, ahora, un edificio del Parque Tecnológico Walqa lleva su nombre.

María Josefa Yzuel ha recibido esta noticia “muy emocionada”. Es la primera vez que un edificio lleva su nombre, explica, y lo considera una responsabilidad “porque el mensaje que quiere dar Walqa es que hay mujeres trabajando en ciencia y tecnología”.

El mundo de los cristales líquidos con aplicaciones para móviles
Con una dilatada producción científica con enorme repercusión en diferentes áreas de la Óptica, la profesora Yzuel ha trabajado en sistemas ópticos, en procesado óptico de información y en polarización. La investigación de la profesora Yzuel ha tenido su aplicación y desarrollo en ámbitos como la imagen médica, donde propuso, por primera vez, la aplicación de técnicas específicas para la mejora de las imágenes diagnósticas. En la actualidad, su trabajo la está llevando hacia la polarización, con grandes aplicaciones en los cristales líquidos de los teléfonos móviles, por ejemplo. A pesar de estar jubilada, a sus 78 años es profesora emérita y honoraria de la Universidad Autónoma de Barcelona, donde asesora a estudiantes y participa en proyectos de investigación y divulgación.

Apuesta por visibilizar a la mujer en la ciencia
“Hay que reivindicar que hay mujeres en la ciencia porque si no parece un campo más de hombres”, explica Yzuel. A lo largo de su carrera ha defendido el papel de las mujeres en la ciencia y considera que un buen paso es hacer hincapié en el ámbito educativo desde la infancia. Apuesta por la búsqueda de mujeres que hayan hecho grandes avances en la ciencia,” porque si no, hay pocas que aparecen en los libros de ciencia”.

A día de hoy, las mujeres en la ciencia ya no son pioneras como lo fue ella, pero considera que todavía hacen falta políticas de ayuda para la conciliación del trabajo y la familia, y pone como ejemplo el techo de cristal con el que se encuentran muchas de ellas, que ven cómo coincide en el tiempo el momento de viajar a universidades extranjeras para realizar estancias de investigación, con el periodo de mayores responsabilidades familiares como la maternidad.

Desde la creación de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnológicas (AMIT), contribuye en la defensa de la no discriminación e igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la academia con el objetivo de ayudar y promover la incorporación de investigadoras noveles a la carrera científica. Su compromiso le llevó a ser una de las fundadoras del Grupo de Mujeres en la Física de la Real Sociedad Española de Física.

María Josefa Yzuel fue la presidenta del Comité Español del Año Internacional de la Luz, es presidenta del Comité Español del Día Internacional de la Luz y es doctora honoris causa por la Universidad de Granada y la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Junto con su labor académica y científica, María Josefa Yzuel Giménez se ha comprometido y participado con numerosas sociedades científicas, tanto nacionales como internacionales. Fue la primera mujer en presidir la Sociedad Española de Óptica (1993-1996) y fue Secretaria General de la European Optical Society (1996-1998), cargo desempeñado por primera vez por una persona científica española. También ocupó el cargo de presidenta de la SPIE The international society for Optics and Photonics en el año 2009. Desde el pasado mes de octubre, esta prestigiosa sociedad científica SPIE ha decidido renombrar su premio sobre enseñanza en el campo de la Óptica por “SPIE Maria Yzuel Educator Award”, en honor a esta jaquesa que vive en Barcelona pero vuelve a su ciudad natal asiduamente.

Comentarios