infraestructuras

Más de 2 millones de euros para Binaced, Albalate y Belver de Cinca por el embalse de San Salvador

Cantidad en concepto del BICE que la Administración General del Estado debía de los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

Embalse de San Salvador
Embalse de San Salvador

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico confirmó a la Diputación Provincial de Huesca, hace un año, que los ayuntamientos de Albalate de Cinca, Binaced y Belver de Cinca tenían derecho a percibir la deuda que en concepto de Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICE) por el embalse de San Salvador, les debía la Administración General del Estado desde el año 2018, ejercicio en el que empezó a tributar esta infraestructura hidraúlica. Ha sido esta semana cuando la Administración General del Estado ha abonado 2.189.000€ por este concepto, incluyendo los intereses por demora.

El embalse de San Salvador ocupa una superficie total de 1.000 hectáreas; casi el 90% de las mismas corresponden al término municipal de Binaced, de allí que la deuda anual del Ministerio con este ayuntamiento era de casi 392.000 euros al año. Es por eso que el binacetense es el consistorio más beneficiado: prevé ingresar casi 1.9 millones de euros, incluido el ejercicio de 2020 y los ejercicios anteriores más los intereses. Su alcalde, Juan Latre, explicaba a esta redacción que aunque realmente esa cantidad era una deuda confirmada que les tenían que pagar, y por tanto, ya iba en presupuestos, supone una importante inyección.

Juan Latre, alcalde de Binaced

El resto se distribuye entre los otros dos ayuntamientos, Belver de Cinca (176.000 euros) y Albalate de Cinca (105.105 euros).

Estos ingresos son fruto de las gestiones realizadas tanto por la Diputación Provincial de Huesca a través de su sección de Recaudación como por la Federación de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses (FEMEMBALSES), que durante estos dos últimos años ha mantenido reuniones con responsables del Ministerio para la Transición Ecológica, entre ellos con la Secretaría de Estado para tal fin, así como con el Ministerio de Agricultura, con el fin en ambos caos de aclarar las dudas existentes por ejemplo sobre a quién correspondía la titularidad del embalse.

Las tres cantidades son muy importantes para sus arcas municipales y de hecho los principales argumentos esgrimidos por la Diputación de Huesca se han basado en el quebranto a la hacienda local que suponía el que el Ministerio no abonase estos importes.

El BICE (Bienes Inmuebles de Características Especiales) es un impuesto que grava fiscalmente las grandes infraestructuras públicas. En la provincia este importe supone anualmente más de 4 millones de euros, y es la Diputacíón Provincial de Huesca la encargada de recaudarlos por delegación, como la mayoría de los tributos locales.

Para algunos ayuntamientos, sobre todo los más pequeños, es su principal fuente de ingresos (en algún caso supone el 80%), y una forma de compensación por las servidumbres que soportan de estas grandes obras.