medio ambiente

Más de 20.000 milanos negros avistados en julio en los pirineos occidentales

Las aves fueron monitorizadas a través del proyecto Lindus 2 que se desarrolla en puertos de Navarra, Nueva Aquitania y Huesca

Milanos sobrevolando el Somport
Milanos sobrevolando el Somport

El milano negro (Milvus migrans) ha sido el protagonista del paso migratorio en los primeros días de observación de la tercera campaña de estudio de la migración posnupcial de aves a través de la vía occidental llevada a cabo en el marco del proyecto Lindus 2. En total, se han detectado 29.577 aves, de las cuales 21.728 correspondieron con la especie citada. Las monitorizaciones comenzaron el 13 de julio en los puertos de Somport y Portalet (Huesca) y el 15 de julio en el monte Lindus (Navarra-Baxe Nafarroa) y en el collado de Organbidexka (Larrau, Nueva Aquitania), y finalizarán el 31 de octubre, en el caso de los puntos de observación aragoneses, y el 15 de noviembre en Lindus y Organbidexka.

Desde el punto de observación del monte Lindus, entre el 15 y el 31 de julio las nubes dejaron solo 12 jornadas hábiles para el avistamiento, en las que se monitorizaron 5.628 aves correspondientes a 20 especies. La más abundante en este lugar de paso fue el vencejo común (Apus apus) con 3.288 aves, seguida del milano negro con 1.907 y el avión común (Delichon urbicum) con 209 aves. También se pudieron observar, en menor número, especies de gran interés como las cigüeñas blanca (Ciconia ciconia) y negra (Ciconia nigra), los primeros abejeros europeos (Pernis apivorus) y algún aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus).
En Organbidexka, se detectaron 14.404 aves en las 12 jornadas hábiles que hubo entre el 15 y el 31 de julio. La mayoría de ellas fueron milanos negros (12.402), a pesar de que las intensas nieblas en la zona les dificultaron el camino durante varios días del mes de julio. También se observaron vencejos comunes (1.577) y aviones comunes (390), además de algunos ejemplares de otras especies de interés como el cormorán grande (Phalacrocorax carbo), el águila pescadora (Pandion haliaetus) y las cigüeñas blanca y negra.

En los puertos oscenses de Somport y Portalet, las primeras jornadas estuvieron marcadas por los cielos despejados, lo que favoreció la observación. También en estos puntos de paso los protagonistas fueron los milanos negros, que sumaron 7.419 ejemplares del total de 9.545 aves en migración contabilizadas entre el 13 y el 29 de julio. Los días de paso más intenso fueron el 22 y el 29 de julio. Entre otras especies con cifras más discretas, cabe destacar el cruce de individuos de cigüeña negra, cormorán europeo, culebrera europea (Circaetus gallicus), águila calzada (Aquila pennata) o los primeros desplazamientos de abejeros europeos (Pernis aviporus), aguiluchos laguneros y alimoches comunes (Neophron percnopterus).

Tanto en Somport y Portalet como en Organbidexka, las personas voluntarias inscritas en la convocatoria de este año de Lindus 2 acompañaron a ornitólogos y expertos en la monitorización de aves en los trabajos de observación y registro de aves migratorias, mientras que en el monte Lindus los voluntarios se incorporarán el próximo 8 de agosto.

Proyecto de colaboración transfronteriza
La monitorización de estas aves es una acción que se enmarca en el proyecto transfronterizo Lindus 2,liderado por el Ayuntamiento de Auritz/Burguete y en el que participan como socios la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), la Ligue pour la Protection de Oiseaux (LPO-Aquitaine) y el Gobierno de Navarra a través de la empresa pública GAN-NIK. Junto al estudio de las aves migratorias, Lindus 2 tiene como objeto la monitorización de quirópteros (murciélagos), la educación ambiental y el impulso del ecoturismo durante los años 2016, 2017 y 2018.
El proyecto está cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo del POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.

Comentarios