COMARCAS

Más de un millón de euros para la variante que aliviará el tráfico pesado de Castillonroy

La inversión de la DPH permitirá solucionar la demanda histórica del municipio de la Litera Alta a mediados de 2020

Miguel Gracia
El camino se va a transformar en una circunvalación de casi 2 kilómetros que conectará la carretera N-230 y la A- 2218

Los vecinos de Castillonroy verán cumplida en poco más de un año una de sus principales demandas: la construcción de una variante que evite el paso de las decenas de camiones y otros vehículos que atraviesan el casco urbano de este municipio por la carretera A-2218. Será realidad gracias a la inversión de más de 1 millón de euros que financia la Diputación de Huesca para la construcción de una vía adaptada a las necesidades de este tipo de tráfico y que conectará las carreteras N-230 y la A-2218.

La Diputación Provincial de Huesca ha licitado este proyecto y el próximo lunes 11 de marzo concluye el plazo para que las empresas puedan presentar sus ofertas. La adjudicataria dispondrá de 10 meses para ejecutar esta obra, que consiste en el acondicionamiento y conversión en vía de un camino que discurre por el noroeste de Castillonroy. El nuevo eje tendrá una longitud de casi 2 kilómetros, con una plataforma de 6,50 metros de ancho, que permitirá dos carriles de tres metros y dos arcenes de 0,25 metros cada uno.

Precisamente, recientemente el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, y los alcaldes de Castillonroy, Francisco Rivas, y Baldellou, David Grau, han conocido el trayecto por donde va a discurrir la circunvalación, en ambos términos municipales.

Se trata de una de las actuaciones más destacadas del último año de la Diputación de Huesca en materia de carreteras y que viene a completar otras que han propiciado la mejora de las vías de comunicación en el medio rural. Miguel Gracia se ha referido a “la rentabilidad medida en términos no económicos sino sociales y de seguridad para los usuarios y vecinos”. “Por una parte se trata de atender directamente al medio rural, contribuyendo a su vertebración con infraestructuras; y, por otra, se propicia mayor seguridad vial para los usuarios de estas vías de comunicación, se disminuyen las situaciones de riesgo tanto para lo vecinos de las localidades afectadas, que tienen que convivir con el tráfico pesado día a día como para los conductores”, ha añadido.

El alcalde de Castillonroy, Francisco Rivas, ha reconocido la labor de la Diputación de Huesca. “En julio de 2017, en una visita del Presidente a esta zona, el Ayuntamiento de Castillonroy y el de Baldellou explicamos la necesidad de llevar a cabo esta circunvalación y hoy vemos que está empezando a ser una realidad”, ha dicho.

El proyecto de la DPH contempla la situación actual: la carretera autonómica A-2218, de Saganta a Castillonroy, que une este municipio con Baldellou, cruza el casco urbano de Castillonroy, en una estrecha travesía donde se ocasionan numerosos problemas cuando circulan camiones y vehículos pesadas que incluso deben deternerse y maniobrar una precaución para evitar colisionar con balcones y aleros de viviendas.

“La solución aprovecha el camino que enlaza la N-230 con la autonómica y que ya lo usan vehículos para evitar atravesar Castillonroy, aunque no cuenta con las condiciones adecuadas para dar servicio a los camiones, que es lo que vamos a conseguir con esta nueva vía”, ha explicado Rivas.

De este nuevo eje se beneficiará sin lugar a dudas también Baldellou, sus vecinos y visitantes, ya que gracias al acondicionamiento de este camino se mejora el acceso a esta localidad, posibilitando una circulación más fluida y segura. David Grau, primer edil de Baldellou, ha reconocido la implicación directa de la Diputación de Huesca en un proyecto “que nosotros como ayuntamientos no podemos ejecutar”. “Somos dos localidades ubicadas muy próximas y sin lugar a duda este tipo de actuaciones nos benefician a las dos, así como a todos quienes transcurren por este territorio con sus vehículos”, ha añadido.

Comentarios