futuro canfranc

Mercedes Barba, vecina de Canfranc: “Él no vio la estación reabierta, pero yo sí tengo esa ilusión”

Para los vecinos, las obras de rehabilitación de la explanada de Arañones son también el principio de una nueva etapa para su pueblo

Mercedes Barba y Erika "primera piedra" Canfranc
Mercedes y Erika participaron en el acto de "primera piedra" en la Estación de Canfranc

El acto de colocación de la “primera piedra” en la Estación de Canfranc acogía el miércoles la presencia de numerosos vecinos de Canfranc, gente para la que las promesas de apertura de la línea ferroviaria y de rehabilitación de la estación han estado siempre, pero nunca se han cumplido. Para muchos vecinos de Canfranc este acto ha supuesto un impulso de ilusión, pero todos son muy cautos. “Ahora parece que sí, pero ya veremos”, decía Mercedes Barba, una de las vecinas elegidas para participar en el acto de este pasado miércoles.

Mercedes Barba Caudevilla tiene 85 años y vive en Canfranc desde 1944. Ella, junto a Erika, de 12 años, eran las encargadas de representar al pueblo firmando en el acta que se introdujo en la “cápsula del tiempo” que quedará enterrada en la plaza pública que se urbanizará tras el edificio de la Estación. Como se explicaba en el acto, Mercedes representa a “la generación del oro y el wolframio en la época de los nazis”. Nos explicaba que recuerda la Estación “en todo su auge, toda ocupada con las aduanas, la policía, el centro médico, el hotel, y familias que vivían en ella”. Recuerda también cómo año tras año se iban prometiendo proyectos para recuperar el paso ferroviario. “Desde que empezó la democracia, con Suárez, ya prometía la Estación de Canfranc y al final dejaron de prometer porque esto no llegaba”, explica. “Ahora parece que el Gobierno de Aragón quiere tirar adelante. Lo vemos con más ilusión porque parece que la cosa va para adelante, pero hasta que no lo veamos no lo creeremos.”

En este día señalado Mercedes recordaba también la ilusión de otros vecinos. Uno de ellos, que ya falleció, le decía “ya verás Mercedes, como ahora esto va a marchar adelante”, pero ella no se lo creía. Ahora, tiene más confianza y lamenta que su vecino no haya podido ver la Estación reabierta.

En sus 74 años en Canfranc Mercedes guarda recuerdos “muy bonitos” de la Estación. “Nos hacía mucha ilusión venir a despedir trenes, había más. Había muchos militares, guardia civil y policía, la Estación estaba llena y el poblado también, ahora somos tres o cuatro vecinos en cada portal. Vienen muchos de fuera, eso sí, pero ya no es lo mismo.”

Un nuevo Canfranc
A vecinas como Mercedes dedicaba unas palabras el alcalde de Canfranc en su discurso frente a las autoridades, durante el acto de “primera piedra”. A ellos les decía que aunque es cierto que las cosas van a cambiar mucho, deben confiar en que será para bien. Para todos los aragoneses este 27 de junio se daba el pistoletazo de salida al sueño de rehabilitación y se daba un empujón al objetivo de la reapertura ferroviaria internacional. Para los vecinos de Canfranc este 27 de junio también fué el día en el que se empieza a construir su nuevo pueblo.

Comentarios