alto aragón

Miguel Gracia: “Europa tiene la oportunidad de demostrar su compromiso contra la despoblación”

El presidente de la DPH participaba en la comisión de diputaciones de la FEMP donde se abordaba el papel de las administraciones locales

Miguel Gracia participaba en este encuentro celebrado en Salmanca
Miguel Gracia participaba en este encuentro celebrado en Salmanca

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística siguen demostrando que la provincia de Huesca continúa perdiendo población y aumentando la edad media de la misma. En su participación en la comisión de diputaciones provinciales de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) indicaba que considera preciso “que se puedan aplicar políticas con fondos europeos” para evitar el problema por el que están pasando los territorios rurales.

En el encuentro se abordaba, de nuevo la necesidad de que se tenga en cuenta el papel del mundo local y, con la vista puesta en el próximo periodo de programación económica 2021-28, los máximos responsables de las diputaciones provinciales españolas piden a la Unión Europea que considere criterios como la dispersión o el envejecimiento con acciones netamente inversoras.

Del mismo modo que las ciudades tienen capacidad para gestionar fondos de desarrollo urbano sostenible, en el texto aprobado por esta comisión de la FEMP se exige que las provincias, como instituciones que tienen la capacidad de poder afrontar eficazmente estos problemas de territorio, puedan gestionar los fondos de cohesión con fines de lucha contra la despoblación. Todos han coincidido en la potestad legislativa e inversora que tienen las administraciones de mayor ámbito como es el caso de la europea, frente a la escasa capacidad de acción de la administración local que, paradójicamente, es la que más conoce la realidad del territorio.

En la actualidad, los dos grandes ejes sobre los que pivotan las inversiones de los FEDER son las grandes ciudades y los territorios, a estos Miguel Gracia suma un tercer espacio: las zonas rurales despobladas, porque hay territorios en España y en el resto de Europa que, tal como recuerda, afrontan el problema de la falta de población de una forma especialmente acuciante. “Europa tiene ahora la oportunidad de demostrar su compromiso primando en sus políticas a la administración local y al mundo rural” porque -prosigue- “de las decisiones que ahora se tomen depende el futuro de estas zonas, de allí la necesidad también de una cooperación reforzada entre las zonas rurales y las urbanas”.

La comisión de diputaciones de la FEMP, está recopilando experiencias en el ámbito del empleo y la despoblación para analizarlas en un congreso de la FEMP previsto en octubre en Palencia, y otras sobre envejecimiento y salud para una cita en septiembre en Albacete y donde la Diputación Provincial ha participado con una docena de planes que han dado sus frutos como el programa de rehabilitación de viviendas para alojar a nuevos pobladores, el fomento de cultivos como el de la trufa, pero también las infraestructuras educativas, las electrónicas, el fomento de la actividad económica, los refugios de montaña, las depuradoras ecológicas o la Huesca Film Office, entre otros.

Comentarios