sociedad

Miguel Gracia: "Si queremos un medio rural vivo en 2050 debemos escuchar a quienes viven en él"

El presidente de la DPH intervenía en las jornadas "El futuro de la España despoblada" que organiza en Teruel el Gobierno de España

Mesa redonda sobre "El futuro de la España despoblada" que organiza en Teruel el Gobierno de España
Mesa redonda sobre "El futuro de la España despoblada" que organiza en Teruel el Gobierno de España

"No podemos olvidarnos de quienes viven en los pueblos si queremos un futuro lleno de vida en ellos". El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, defendía este lunes en Teruel a los habitantes del medio rural, "que no se sienten escuchados en muchas ocasiones y son, al final, quienes sufren las consecuencias de la pérdida de servicios o las carencias asociadas a la despoblación" y recordando que, como el caso de la provincia vecina, la de Huesca sufre lo mismo.

El presidente de la DPH ha introducido, además, la necesidad de una estrategia y una acción política continuada y sostenida que trabaje por y para los pequeños pueblos, "el paisaje y el territorio lo ha construido la gente, y a ella deben estar orientadas todas las acciones que ponen en marcha las administraciones".

"El coste de la vida, la relación con la administración, el trabajo… no es igual en los pueblos que en los municipios más grandes y es algo que debería tenerse en cuenta, ya no solo a la hora de revisar la normativa existente, sino también a la hora de redactar nuevas leyes derivadas de las nuevas necesidades y realidades", ha añadido.

Miguel Gracia se ha referido a la falta de vivienda, la mejora de las conexiones por carretera, así como el acceso a Internet como elementos fundamentales para la vida "ya no futura, sino presente de nuestros pueblos". Para ello, ha apuntado, "es vital la coordinación entre las administraciones, pero también entre lo público y lo privado, mientras lo primero avanza a paso lento, lo segundo va muy rápido. Las administraciones debemos hacer un esfuerzo para equiparar ese desarrollo, solo así podremos acabar con las desigualdades y ofrecer en los pueblos las mismas oportunidades que en las ciudades".