política municipal

Moción de Cambiar Monzón para luchar “íntegramente” contra las violencias machistas

Concentración violencia de género / Monzón
Concentración violencia de género / Monzón

Ante la proximidad del 25N, Día Internacional contra las violencias hacia las mujeres, Cambiar Monzón ha presentado una moción para su aprobación y debate, si procede, en el próximo pleno municipal, relativa a la lucha contra las violencias machistas.

La propuesta insta al Gobierno de España a ampliar en su legislación la definición de violencia de género, revisar las actuales herramientas estatales, mejorar la red pública de atención a víctimas e incidir en la educación y la formación.

Concretamente, mediante la moción se propone que se revisen los planes de reconstrucción y el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y que se desarrollen campañas de sensibilización y formación a personal sanitario, jurídico, profesorado, así como fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. También instan a una educación afectivo-sexual contra la discriminación y violencia de género en todas las fases educativas y siempre desde la óptica feminista.

En la exposición de motivos, la formación argumenta que “la situación de desigualdad de género este año se ha agudizado, mientras el sistema sigue sin proteger ni ofrecer vidas dignas y seguras a las mujeres.

En España, 1.114 mujeres han sido asesinadas desde el 1 de enero de 2003, fecha en la que se comienzan a contabilizar los asesinatos de mujeres víctimas de violencia de género, y 36 en lo que va de año. El número de menores que quedaron en situación de orfandad por esta violencia asciende a 21 en 2021 y 325 desde el año 2013, fecha en que se incluye el dato como víctimas de la violencia de género.

Todo esto mientras el porcentaje de chicos jóvenes que niega la violencia de género o le resta importancia sigue creciendo. Solo una perspectiva de género como herramienta de análisis puede permitir introducir cambios reales y concretos hacia la construcción de una sociedad igualitaria”.

Es por ello que la propuesta aborda las violencias machistas de forma íntegra, comenzando con ampliar la denominación de ‘violencia de género’ para incluir la violencia sexual, laboral, institucional, además de los vientres de alquiler y la prostitución, y pasando por reforzar las actuaciones de protección a menores en contexto de violencia machista.

Desde Cambiar Monzón consideran que la violencia machista no es un problema privado, es un problema estructural, una violación de los derechos humanos, y requiere de unas políticas fuertes que pongan freno a la violencia, reconozcan los derechos de las víctimas y se traduzcan en recursos.