N-230

Montanuy reclama mejoras de seguridad en la N-230

Este lunes un conductor resultaba herido grave al caer sobre su vehículo una placa de hielo 

La alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza, ha vuelto a pedir que se mejore la seguridad de la carretera nacional 230 tras el accidente que tenía lugar este lunes cuando una placa de hielo se desprendía y caía sobre un vehículo a la salida de un túnel resultando herido grave el conductor del mismo que fue evacuado en helicóptero al hospital Arnau de Villanova de Lérida.

Cereza decía que lo sucedido en ese tramo de la N-230 puede ocurrir en cualquier carretera pirenaica que vaya pegada a la roca, recordaba, los desprendimientos en abril del año pasado, a la altura del pantano de Escales que obligaron a cortar la nacional, y, por eso, pedía seguridad en toda la vía no sólo por los desprendimientos de placas de hielo o de rocas sino también por los cruces y los accesos a los pueblos, puesto que, en algunos casos hay que detenerse en medio de la nacional para poder entrar.

Esther Cereza, alcaldesa de Montanuy

Reclamaba también la edil una rotonda en el cruce de la N-260 y N-230 que, recordaba, que comenzó a diseñarse en 2018, y de la que, de momento, nada se sabe.

Esther Cereza, alcaldesa de Montanuy

No está previsto realizar ninguna acción ni escrito porque, decía Cereza, la reivindicación de mejoras en la seguridad de la N-230 viene ya de lejos aunque, no se dejará pasar la oportunidad, si hay ocasión, de hablar con representantes de Fomento.

Comentarios