sucesos

Muere un montañero despeñado y otro por un infarto en el Pirineo

Estas dos muertes elevan a siete los fallecidos este mes de agosto en la montaña oscense

Rescate de la Guardia Civil en el Pico Frondiellas
Agosto está siendo un mes trágico en las montañas altoaragonesas.


Dos hombres perdían la vida este lunes, un hombre catalán de 75 años, despeñado en la zona de Pineta y otro, gaditano de 55 años, en la senda de los Cazadores de Ordesa, tras sufrir un infarto. El GREIM de Boltaña, la Unidad Aérea de la Guardia Civil con base en Benasque y un médico del 061 eran los responsables de realizar los rescates. Con estos dos fallecidos, son ya siete personas las que han perdido la vida a lo largo de este mes de agosto, cinco de ellas despeñadas y otras dos por infarto.

El primer aviso se recibía en torno a las 13:30 horas, informando de que una persona se había precipitado entre el Collado de Goriz y la Fontblanca, en la zona de Pineta. El equipo de rescate se dirigía al lugar, y tras localizar al accidentado a unos 500 metros del collado de Goriz en dirección Fontblanca, el médico únicamente podía certificar su fallecimiento, por lo que se evacuaba el cuerpo en helicóptero de la Guardia Civil hasta Boltaña y de allí al depósito de cadáveres a la espera de autopsia. El fallecido era un vecino de Olot (Gerona) de 75 años, que había sufrido una caída de unos 15 o 20 metros.

El segundo aviso informaba de que un senderista había sufrido un ataque al corazón cuando se encontraba en la senda de los Cazadores (Ordesa), tras dirigirse al lugar el personal indicado se localiza al senderista con dos médicos que se encontraban de paso por ese lugar realizándole las maniobras RCP, siendo las mismas negativas, los especialistas de montaña tras introducir el cuerpo en una camilla es evacuado en helicóptero hasta Boltaña y de allí al depósito de cadáveres a la espera de autopsia. Se trata de un varón de 55 años vecino de San Fernando (Cádiz).
 
La Guardia Civil recibía un tercer aviso, que igualmente fue atendido por el personal arriba reseñado y se recibió sobre las 18’00 horas, informando que un barranquista que descendía el barranco Sorrosal (Broto) se había golpeado la espalda y tenía fuertes dolores, tras localizar al accidentado fue trasladado hasta Broto y de allí en ambulancia al Hospital de Jaca. Se trata de un hombre de 54 años vecino de Puente Genil.

En lo que va de mes de agosto ha habido que lamentar la muerte de un total de siete personas, aunque dos no se consideran accidentes, puesto que fallecieron tras sufrir un infarto. Sin embargo, además del hombre de este lunes, también han muerto despeñados un senderista francés, el día 4 de agosto en la senda de los Caracoles en Bierge, un zaragozano de 75 años el día 10 de agosto en el Pico Gabarda en Panticosa, una madrileña de 49 años en el Pico del Monje, en Astún, y otro zaragozano de 64 años en el Pico Frondiellas, en el término municipal de Sallent de Gállego.

Además, el fin de semana la Guardia Civil debió realizar un total de trece rescates en otros tantos accidentes, tanto en la montaña como en barrancos.

Comentarios