jacetania

Multado con doscientos euros tras sufrir una caída con su bici

El club ciclista Mayencos de Jaca estudia interponer acciones legales contra el agente de tráfico

La Brevet de 300 kilómetros se disputará entre el sábado y el domingo | Foto: Club Ciclista Oscense
El accidente ocurrió en la carretera de Jasa a Aisa 

Una sanción interpuesta por la Guardia Civil a un ciclista ha provocado el enfado del colectivo y el club Mayencos. La persona multada sufrió una caída que requirió su traslado al hospital. La Guardia Civil multó al ciclista con 200 euros alegando que no moderó la velocidad en un tramo de gran pendiente que así lo requería. El afectado asegura que circulaba a una velocidad moderada y que la causa fue un reventón en la rueda. Presentó unas alegaciones que se han desestimado y ahora el Club Ciclista Mayencos estudia interponer acciones legales contra el agente de tráfico.

Lo va a decidir en una próxima junta extraordinaria. El Club considera que se ha realizado una denuncia basada “en suposiciones e interpretaciones sin hechos probados, con criterios subjetivos, con falta de pruebas” y en la que, según un comunicado de prensa, el club indica que “creemos se puede desprender una aversión e inquina hacia el colectivo ciclista”.

Los hechos se produjeron el día 15 de agosto de este año cuando, en una de las salidas habituales ciclodeportivas de fin de semana, un grupo integrado por 11 cicloturistas pertenecientes al club ciclista Mayencos de Jaca procedía a “descender moderadamente y en fila india desde el puerto de Jasa a Aisa conocedores del mal estado del pavimento”. J.G.B.G, uno de los integrantes del grupo que en esos momentos transitaba en último lugar, sufrió un reventón en su rueda delantera cuando trazaba una curva cerrada con gravilla, un hecho que expone con el informe del taller mecánico. A consecuencia de este reventón el ciclista perdió el control de la bicicleta cayendo al suelo y sufriendo daños de consideración que precisaron su traslado al hospital de Jaca en ambulancia. Dos meses y medio después, según ha explicado J.G.B.G, sigue recuperándose de sus lesiones.

La denuncia del Club Ciclista Mayencos:

El precepto infringido según el agente que formuló la denuncia fue, según explica Mayencos en su nota, “algo tan subjetivo como la de circular con la bicicleta sin moderar la velocidad y sin detenerse cuando lo exigen las circunstancias”.

Para Mayencos, “el agente incurre en innumerables contradicciones ya que, al no presenciar el accidente, ni estar presente en el momento que acaecieron los hechos, la denuncia que se notifica se basa en conjeturas, hipótesis, suposiciones e interpretaciones personales sin hechos probados, y sin aportar pruebas concluyentes que corroboren los hechos”. Incluyo hasta no se corresponde el lugar de la caída con el lugar que indica la denuncia.

Añaden en la nota que “en dicho informe el agente no determina a que equivale la velocidad moderada de un ciclista descendiendo un puerto de carretera, motivo de la infracción, cuando era notorio que todo el grupo descendía con mucho cuidado por el mal estado de la vía. “

En dicho informe el agente, según continua la nota admite que el accidente se produjo cuando el accidentado circulaba en último lugar del grupo y que ninguno de los 10 integrantes de la grupeta que iban por delante tuvo percance alguno, descendiendo a la misma velocidad. El agente denunciante admite que no observó la caída, por lo que la denuncia comenta que la formula en base a las marcas de un surco en la gravilla, supuestamente de frenada ya que la bicicleta ya se había retirado de la calzada.

El agente admite que se observaron daños en una rueda contradiciéndose si se trataba o no de un reventón y además no pudiendo determinar si esos daños fueron anteriores o no al accidente. Ya que todas las alegaciones del accidentado se fundamentan en un reventón que provocó la pérdida de control, el frenazo y posterior caída, incluso aportando la factura de reparación de la bicicleta en la que se informa del reventón de la rueda delantera.